Memoria Anual del Instituto Aragonés de Empleo

El Instituto Aragonés de Empleo INAEM-, adscrito al Departamento de Economía, Hacienda y Empleo del Gobierno de Aragón, destinó durante el año pasado más de 24,4 millones de euros a programas de promoción de empleo, de los que se beneficiaron un total de 6.254 trabajadores, al tiempo que se subvencionaron 1.761 puestos de trabajo para personas con discapacidad, más de 900 empresas se beneficiaron de subvenciones, casi mil promotores recibieron ayudas para la puesta en marcha de sus proyectos empresariales y 500 entidades locales y más de un centenar de entidades sin ánimo de lucro recibieron subvenciones para la contratación de trabajadores desempleados.

 

Estos son algunos de los datos referidos a la Promoción de Empleo, recogidos en la memoria 2005 del INAEM que esta mañana ha sido presentada por el consejero de Economía, Hacienda y Empleo del Gobierno de Aragón, Alberto Larraz, y la directora gerente del INAEM, Ana Bermúdez.

 

Los Programas de Promoción de Empleo constituyen uno de tres ejes principales de actuación del Instituto Aragonés de Empleo INAEM-, que se complementan con las acciones llevadas a cabo en Intermediación y en Formación.

 

La implantación de la mejora continua en los procesos de gestión del INAEM, la apuesta por la innovación a través de las nuevas tecnologías y la atención personalizada a los usuarios del Servicio Público de Empleo son algunas de las principales novedades que el Instituto Aragonés de Empleo materializó durante 2005.

 

La memoria del INAEM refleja el crecimiento del programa de colaboración realizado por el Instituto con las corporaciones locales, que experimenta un incremento próximo al 30% respecto al año anterior. Este programa, destinado a la contratación de trabajadores desempleados en el medio rural para la realización de obras y servicios de interés general y social, supuso una inversión de más de 8,5 millones de euros.

 

Asimismo, destacan las actuaciones que el INAEM dirigió a estimular y favorecer la integración laboral de personas con discapacidad. Junto al seguimiento del cumplimiento de la obligación de las empresas de reservar el 2% de sus puestos de trabajo a personas con discapacidad y de regular normativamente esta actuación, el INAEM llevó a cabo actuaciones específicas en materia de difusión y sensibilización, como es la edición de la Guía de recursos para el empleo de las personas con discapacidad. Aragón 2005, una herramienta imprescindible para todas las personas con discapacidad. También se desarrolló la campaña de difusión Comprueba de lo que son capaces , la edición del Estudio Discapacidad y Empleo, una aproximación sociológica a los problemas de las personas con discapacidad en relación con el empleo.

En el ámbito de la Intermediación, el segundo gran eje de las políticas de empleo del INAEM- la implantación del Sistema de Información de los Servicios Públicos de Empleo (SISPE) que entró en funcionamiento el 4 de mayo de 2005- ha supuesto un avance considerable, no sólo en lo relativo a la cantidad y calidad de la información que proporciona, sino también respecto a los recursos que ofrece, ya que permite gestionar con mayor eficacia los procesos del emparejamiento de la demanda con la oferta.

 

Las actuaciones relacionadas con la captación y cobertura de ofertas se han encaminado a ofrecer el mejor servicio a empresas y trabajadores, utilizando las posibilidades que ofrecen los medios de información y las nuevas tecnologías. Cabe destacar la difusión de ofertas de empleo en la televisión pública, en la página web www.aragon.es (Instituto Aragonés de Empleo), así como la presentación de ofertas por correo electrónico mediante el envío del Documento de contacto con la Oficina de Empleo o la emisión del programa de radio Hablemos de empleo .

 

Igualmente, destaca el progresivo aumento de la comunicación de la contrataciones laborales vía internet a través de la aplicación Contrat@, al eliminar los trámites en la Oficina de Empleo, o la Red Orient@cion@l, que tras un necesario periodo de rodaje se consolidó durante 2005 como una herramienta de gran utilidad entre los profesionales de la orientación del ámbito educativo y laboral, como refleja el creciente número de visitas recibidas en la página web del Centro Virtual de Recursos, procedentes tanto de los profesionales como de población en general.

 

Como acciones de intermediación laboral desempeñadas por el INAEM está el programa de Experimentación Profesional para el Empleo y Asistencia para el Autoempleo (OPEA), en el que participaron 785 personas con especiales dificultades para su inserción, de las que el 52 % se colocaron a través de estos programas y el 31% lo hicieron por más de seis meses. A este programa se destinó 1,4 millones de euros. Otra de las acciones en éste ámbito es el Servicio de Apoyo a la Creación de Empresas (SACE), que se puso en marcha en las provincias de Huesca y Teruel en 2005, año en el que se realizaron 1.114 asesoramientos y se crearon 667 empresas.

 

 

En Formación, el tercer gran eje de actuación del Instituto Aragonés de Empleo, el INAEM ha invertido 26,5 millones de euros. Englobado bajo el Plan de Formación e Inserción Profesional de Aragón, el INAEM ha formado a un total de 25.724 alumnos en 1.795 cursos, con un promedio de 183 horas de formación cada uno. Cabe destacar también que el 37,6% de los alumnos se ha formado fuera de la capital aragonesa o que el 12% (3.137 alumnos) se ha formado en cursos específicos para trabajadores con especiales dificultades de inserción.

 

Este plan tiene el objetivo de propiciar la inserción profesional de los desempleados y consta de diversos ejes dirigidos a facilitar la formación de colectivos con especiales dificultades para lograr una adecuada inserción profesional. Dada la distribución de la población en la Comunidad aragonesa, hay un eje dedicado específicamente a la formación en zonas rurales.

 

Respecto al programa Escuelas Taller y Talleres de Empleo, durante el año 2005 ha habido 61 proyectos con 1.209 alumnos. En este programa se ha invertido más de 9 millones de euros y destaca el hecho de que combina formación y empleo durante uno y dos años, un tiempo suficiente para asegurar un aprendizaje sólido.

 

 

 

En cuanto a la formación continua, aquella que dirige a trabajadores ocupados, hay que destacar que se estructura en dos programas:

 

-  Intersectoriales: formación de tipo transversal que puede ser útil a cualquier trabajador en cualquier empresa. Durante 2005, se han formado 9.508 trabajadores de este tipo con una inversión de 3,3 millones de euros.

 

- Sectoriales: formación dedicada a trabajadores de un sector determinado. 2005 ha sido el primer año en el que se ha gestionado formación de este tipo en la Comunidad aragonesa, año en el que se aprobó la formación para 8 sectores por un valor de 5,4 millones de euros y más de 10.000 alumnos en los siguientes sectores: agrario y ganadero, construcción, hostelería, comercio, industria química, metal, industria agroalimentaria y textil, confección y calzado.

Comentarios