El parqué del Palacio de los Deportes tendrá que ser sustituido, por segunda vez

La fuerte tormenta que descargó en Huesca este miércoles ha afectado al 90 por ciento de la superficie del parqué del Palacio de los Deportes por lo que se está esperando la visita de los peritos de la compañía aseguradora para certificar el cambio. Será la segunda sustitución del suelo de madera del Palacio de los Deportes puesto que otra tormenta en junio de 2000 obligó a cambiar el parqué una primera vez. Los trabajos se realizaron en agosto de 2001, un año después, si bien en esta ocasión la sustitución será inmediata, una vez que se realicen los correspondientes informes técnicos de la aseguradora y la empresa Junkers Ibérica, que fue la instaladora del suelo, reciba el material que se trasladará de Finlandia.

Esta situación puede perjudicar a los equipos oscenses del Peñas y BM Huesca que tenían previsto utilizar la instalación para la pretemporada y de momento se confía en que los actos organizados con motivo de San Lorenzo no haya problemas para su celebración. Todo ello se está estudiando durante estos días e incluso los clubes ya son conocedores de la situación y se buscará otras alternativas.

El concejal de Deportes, Domingo Malo, ha señalado a Radio Huesca Digital que los técnicos han elaborado un informe de cómo han quedado las instalaciones de la ciudad tras la tormenta y que además del Palacio de los Deportes la más afectada ha sido la piscina de San Jorge que todavía permanece cerrada y que se espera poder reabrir lo antes posible cuando esté garantizada la seguridad de los usuarios y las condiciones salubres del agua.

En el caso de la Ciudad Deportiva y Ruiseñores han abierto sus puertas sin problemas gracias al excelente trabajo del personal del Patronato de Deportes que en las últimas horas trabajaba intensamente para que la instalación estuviera disponible por la mañana. También Almériz sufrió una inundación de los sótanos donde están las máquinas, pero sin problemas para la maquinaria y la mejor parada fue la piscina del Parque que no sufrió ningún daño. El pabellón tuvo las habituales goteras, así como otros pabellones de barrio, aunque sin ninguna incidencia reseñable.

Comentarios