Aumentan las prestaciones del Programa Respiro en la Litera

El programa de apoyo a personas mayores en situación de dependencia, más conocido como Programa Respiro, está funcionado ya de nuevo en la Litera con la novedad que para este año se ha ampliado el número de días que se destinan a la estancia temporal de personas en las residencias de mayores, en total 104, por 85 en los dos años anteriores que se ha activado la iniciativa.

El Programa Respiro es una experiencia que surge de un convenio entre la Comarca de la Litera y el Instituto Aragonés de Servicios Sociales destinado a familias que tienen a su cuidado a personas mayores dependientes y consiste en un ingreso temporal en uno de los dos centros residenciales de la Comarca de La Litera. El periodo medio de la estancia es de 12 días.

“Lo que pretendemos con este proyecto es dar un apoyo personal, de servicio y económico al solicitante, que es el cuidador de esta persona, con el fin de que se tome un respiro en su cuidado y que descanse”, explicó la consejera de Acción Social de la Comarca de la Litera, Dolores Muñoz.

El programa consiste en la sustitución del cuidador principal en período vacacional o en otras situaciones especiales e ingresos de forma temporal en una de las dos residencias que la Comarca de La Litera gestiona en Binéfar o en Tamarite.

“Los objetivos que se marca este programa son ofertar a las familias que tienen a su cargo a una persona mayor dependiente un servicio de sustitución del cuidador fuera del domicilio habitual y prevenir el agotamiento del cuidador que puede originar la atención de una persona mayor dependiente durante un largo período de tiempo, ofreciendo a las familias un recurso adecuado para descargarlas de sus obligaciones cotidianas, un descanso”, comentó Muñoz.

Los requisitos para acceder al servicio es tener un mayor dependiente en el domicilio y que las rentas no sobrepasen unos niveles preestablecidos.

“Nuestro planteamiento es que los mayores estén en su círculo familiar todo el tiempo posible y que la residencia debe ser el último eslabón de la cadena. El Programa Respiro sigue esa filosofía, aunque dando un descanso a las familias para que retomen de inmediato el cuidado del mayor que tiene a su cargo”, explicó Muñoz.

Comentarios