Tecnología y Medicina se alían en el Pirineo

La colaboración interinstitucional permite desarrollar un sistema de telemedicina que optimiza los recursos sanitarios en zonas aisladas

El SUP (Seguridad y Urgencia en los Pirineos) habilita la atención médica especializada mediante un sistema de monitorización, comunicación y diagnóstico a distancia. El presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, acompañado por las consejeras de Salud y Consumo, Luisa María Noeno, y de Ciencia, Tecnología y Universidad, Ángela Abós, ha asistido este viernes en el Refugio de Belsué (Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara) a una demostración del Proyecto Seguridad y Urgencia en los Pirineos (S.U.P.).

El S.U.P. es un proyecto Interreg IIIA financiado por la Comisión Europea y en el que colaboran, además del SALUD y el ITA (Instituto Tecnológico de Aragón), el Servicio Catalán de Salud, la Universidad de Lleida, el Servicio Aranés de Salud, CETIR (Centre Européen des Technologies de l information en milieu Rural), ENIT (Ecole Nationale d ingénieurs de Tarbes) y Meteo France.

El objetivo del proyecto es disponer de un sistema de intervención fiable que permita la transmisión de datos biomédicos para una atención sanitaria eficaz y eficiente en zonas de difícil acceso del Pirineo, como sucede en el rescate en montaña y en determinados núcleos rurales aislados. Partiendo de esta premisa general, el proyecto tiene dos claras vertientes: una de prevención y otra de intervención.

Prevención: En esta materia, en la que se halla más implicada la región de Midi-Pyrénées, el objetivo es la creación de un servidor de información acerca de los riesgos potenciales que encierra la media y alta montaña, y que estaría dirigida ante todo a aquellos profesionales que llevan a cabo su trabajo en este ámbito, así como a la población en general.

Intervención: Es la faceta en la que Aragón pretende profundizar mediante la prueba de un sistema de telecomunicaciones para la transmisión de información biomédica desde zonas asiladas, que permitan afrontar y resolver situaciones de riesgo para la salud. A este propósito se orienta la dotación de equipos adecuados para la transmisión de datos médicos fundamentalmente en tres niveles distintos:

1.     Para médicos: En refugios de montaña, unidades de rescate y sus profesionales (Guardia Civil, etc&)

2.     Urgencias y emergencias sanitarias: personal del 061.

3.-Médicos de los centros de salud y consultorios locales situados en zonas rurales aisladas del Pirineo.

Financiado a partes iguales por los socios y por el Programa Interreg IIIA, el proyecto S.U.P. inició su andadura el 1 de octubre del 2003. En la primera etapa se seleccionaron los dispositivos técnicos que sería preciso desplegar sobre el terreno. Actualmente se ha terminado el diseño e implementación del sistema, que permite la transferencia y gestión de estas monitorizaciones biomédicas, desde cualquier sitio aislado del Pirineo, tanto en la montaña como en núcleos de población, con los hospitales de referencia, que en Aragón es el Hospital San Jorge de Huesca.

Este sistema es capaz de asegurar la comunicación en cualquier entorno puesto que analiza y gestiona todas las redes de comunicación inalámbricas existentes, desde redes de despliegue terrestre a comunicaciones vía satélite.

El proyecto Seguridad y Urgencias en los Pirineos aporta un carácter innovador proporcionando un motor de experiencia que permite aprender de los accidentes ocurridos, los ciclos meteorológicos y las circunstancias concretas como la afluencia de visitantes y estado del terreno que es capaz de predecir con una fiabilidad exponencial los riesgos asociados a una zona concreta. Esta información estará habilitada al público en general y en especial a todos los entes profesionales relacionados con la atención y salvamento en los Pirineos. Todo ello, unido a la monitorización remota de las constantes de los heridos permitirá hacer un uso más eficiente de las infraestructuras y recursos de salvamento de los diferentes servicios de emergencias.

El proyecto, que se localizará en el departamento francés del Hâute Garonne (Midi-Pyrénées), con capital en Toulouse, en Val d Arán, la Alta Ribagorza y la zona pirenaica de Huesca, cuenta con los siguientes socios:

Por Aragón:

Servicio Aragonés de Salud (SALUD). Aglutina a los principales agentes de la sanidad aragonesa. Entre ellos, los que participan de forma directa en el proyecto: 061 Aragón, hospitales, centros de salud y consultorios de atención primaria del Pirineo.

Instituto Tecnológico de Aragón (ITA). Organismo de I+D+I que apoya tecnológicamente a las PYMES aragonesas, y con amplia experiencia en proyectos TIC, tanto regionales como nacionales y europeos. Cabe destacar la experiencia en el desarrollo de sistemas web dinámicos, plataformas CATV para servicios de teleasistencia, el análisis ende laboratorio de EMC y las comunicaciones inalámbricas (RFID y GSM).

Por Midi-Pyrénées:

 telemedicina, con gran experiencia a partir del Programa Espacial Europeo y de sus actuaciones en los territorios franceses de ultramar.

CETIR. Centro tecnológico dedicado a difundir las tecnologías de la información y su aplicación en el entorno rural. Acogerá el núcleo del sistema de información (base de datos, servidor).

CHU-Toulouse. Centro hospitalario universitario de Toulouse que contiene en su estructura el SAMU 31. Se coordinará con el ORU-MIP (Observatorio Regional de Urgencias del Midi-Pyrénées).

METEO France. Organismo que centra y elabora la información meteorológica en Francia.

 

Por Cataluña / Val d Arán:

Universitat de Lleida (UdL), con el grupo GRIHO encargado de definir los interfaces hombre-máquina del software del proyecto.

Fundació Roc Pifarré (FRP), fundación privada sanitaria participada por la Generalitat de Catalunya, responsable de coordinar el control médico de las emergencias en un segundo nivel.

Servei Aranés dera Salut (SAS), en la coordinación médica de las emergencias en el área de la Val d Arán y la Alta Ribagorza junto al TESVAS, empresa pública sin ánimo de lucro responsable del transporte hospitalario y el rescate en Val d Arán y Alta Ribagorza.

Comentarios