Cuba y África se unen en Pirineos Sur

 

 

El Festival Internacional de las Culturas Pirineos Sur ya dedicó diferentes ediciones a la música de África y de Cuba, y en lo que será uno de los puntos álgidos de esta edición en la que se celebran los 15 años de vida, junta en el escenario a tres de los máximas estrellas de estos dos lugares: Este sábado, el camerunés y padre del africanismo sonoro Manu Dibango, y los cubanos Eliades Ochoa y Omara Portuondo.

 

Dibango y Ochoa ya grabaron juntos el disco Cubafrica en 1996, y ese mismo nombre se ha dado al concierto que los vuelve a reunir en el Auditorio Natural de Lanuza, junto con otros de los más destacados músicos de las Músicas del Mundo; si la segunda parte del concierto estará coprotagonizada por Eliades Ochoa y Amara Portuondo, Dibango tendrá como invitados en su actuación a los músicos de Martinica Dédé Saint-Prix y Kali.

 

La actuación de Manu Dibango tiene un especial sentido en la celebración de la XV edición de Pirineos Sur por su papel de difusor del mundo musical africano y su estrecha vinculación con el Festival, ya que ésta será la quinta vez que actúe en él. Esta relación se ha reconocido también con una exposición fotográfica, para la que el artista ha cedido uno de sus saxofones, y que se puede visitar durante todo el Festival.

 

Dibango es un músico que escapa a cualquier encuadre por su continua preocupación por innovar y experimentar con la fusión de sonidos, que lo han situado constantemente en la vanguardia de la creación. El jazz, el pop, el reagge, la salsa... se reúnen en su música con los ritmos africanos como el soukous o el makossa.

 

La actuación de este artista garantiza así un recorrido por las diferentes músicas de su continente natal y del resto del mundo.

 

Manu Dibango trae además como invitados a Kali (otro veterano de Pirineos Sur que ha actuado en cuatro ocasiones, y en 2002 celebró en este escenario sus 25 años de carrera grabando un disco en vivo) y Dédé Saint-Prix, dos de los mejores representantes de la música afro-caribeña del departamento francés de Martinica, y otros más de la larga lista de artistas con los que ha ido colaborando Dibango en su larga y fructífera carrera.

 

En la segunda parte del concierto el viaje musical de Pirineos Sur se para en Cuba, con la actuación de dos de sus máximos exponentes, que tras el antológico disco ”Buena Vista Social Club” lograron reconocimiento internacional tras décadas de dedicación profesional.

 

Eliades Ochoa está reconocido como el símbolo del son cubano, por su trabajo al frente del Cuarteto Patria, y fue el introductor de la percusión en la formación clásica para conseguir todavía más ritmo. Su habilidad con la guitarra armónica, a la que hace sonar tanto como un tres o una guitarra española, es otra de sus señas de identidad.

 

Otros dos de los estilos más tradicionales de la música cubana el bolero y el filin (el cruce que se dio en los años 30 entre la música cubana y el jazz) componen el repertorio de Omara Portuondo, una cantante de voz expresiva y majestuosa, que recrea un repertorio clásico de las canciones más emotivas con madurez y talento.

 

Los dos artistas actúan por primera vez en Pirineos Sur, incorporándose a la lista de grandes nombres que han pasado por el Festival, en un concierto con el que terminan tres días de actuaciones en la que las músicas de África han sido las grandes protagonistas de esta celebración del decimoquinto aniversario.

Comentarios