El Ayuntamiento permite reabrir Porta

20021229porta.jpg

La harinera Porta, cerrada desde que el 14 de abril explosionara, recibirá este próximo lunes la comunicación que le permite reanudar su actividad. La Comisión de Gobierno Municipal con el voto a favor del grupo socialista, el negativo del PP y la abstención del PAR y de CHA, ha decidido dar vía libre a la reapertura. El empreario ha explicado a Radio Huesca Digital que "una vez reciba el decreto de alcaldía, se iniciará un proceso técnico que pasa por realizar las pruebas de carga". Ahora, ha dicho, "hay que hacer las gestiones con los técnicos de Suiza". Todo este proceso puede ser de forma inmedita con lo que antes de terminar el mes Porta puede estar produciendo. Mientras tanto la Coordinadora de vecinos ha anunciado "una querella criminal contra el alcalde si la fábrica vuelve a funcionar"

El grupo de gobierno, el único en apoyar la reanudación de la actividad, asegura que la fábrica, a tenor de los informes técnicos que obran en su poder, es segura y que quien diga lo contrario deberá aportar lo informes que apoyen esa afirmación.

El permiso que el Ayuntamiento dará a la harinera el próximo lunes tiene alguna condición técnica, como por ejemplo la limitación del uso de potencia eléctrica para que no pueda producir más ahora que antes, lo que se transformaría en un más alto valor de la fábrica.

También legaliza las obras que hizo sin licencia la factoría, otorgándoles licencia.

La reapertura, es una reapertura con condiciones, ya que la harinera, ha dicho el Alcalde, tiene que salir del caso urbano lo antes posible, en el plazo de un año y medio o dos, plazo que el Ayuntamiento de Huesca considera suficiente para que Porta pueda construir una nueva fábrica.

De hecho el Ayuntamiento, el lunes, junto con la comunicación en la que le permite retomar la actividad, le recordará a Porta la oferta existente para que se traslade a la Plataforma Logística en el más breve plazo de tiempo posible.

La decisión del PSOE de permitir la reapertura, se basa en criterios técnicos, ha dicho el alcalde, quien ha criticado duramente la actitud que el PP ha mantenido en todo el proceso.

El Partido Popular, por su parte, se ha opuesto a la reapertura, ya que entiende que las obras realizadas en la factoría constituyen una mejora objetiva en su capacidad de producción, un aspecto expresamente rechazado en las instrucciones legales.

Los populares, además, quiere recordar que sigue sub iudice la causa última de la crisis, esto es, la explosión que se produjo el 14 de abril de 2005. Si la explosión se produjo azarosamente, dice el PP, el peligro persistiría; si la empresa argumenta que se han producido mejoras para eliminar ese riesgo, se reconoce implícitamente que se han incumplido los requisitos de la ley.

El Partido Popular, en suma, entiende que no se definen plazos para la reubicación de la factoría, no se ha mantenido la plantilla original, no se ha tomado en consideración la opinión de los vecinos ni hay un criterio técnico definitivo sobre la seguridad de la factoría. Es por ello, que el grupo municipal del Partido Popular ha votado en contra de la reapertura.

Comentarios