El "Caso Meflur" de Monzón será juzgado en la Audiencia Nacional

2005031010 meflur.JPG

La titular del Juzgado de Instrucción nº 1 de Monzón ha resuelto inhibirse en la tramitación del procedimiento penal abierto contra el gerente del Grupo Meflur, Bernabé Noya, por un presunto fraude fiscal de 60 millones de euros, y dar traslado de la causa a la Audiencia Nacional al considerar que la trama denunciada implica a empresas ubicadas en distintos puntos del país.

Cabe recordar que el fiscal pidió que se inhibiera la titular de Monzón a favor de la Audiencia quien sustentó su denuncia contra el grupo empresarial en una investigación llevada a cabo por la Agencia Tributaria oscense sobre las operaciones comerciales de la corporación, que facturó el año pasado alrededor de 450 millones de euros, según EFE.

En su escrito, el ministerio público argumentaba que la causa implica a otras empresas ubicadas en puntos diversos del territorio español, por lo que el ámbito territorial de investigación excedería los límites de actuación del juzgado oscense y correspondería a los de la Audiencia Nacional.

La denuncia interpuesta asegura que entre 2001 y 2004 el Grupo Meflur defraudó, presuntamente, una cantidad próxima a los 60 millones de euros mediante la creación de "sociedades pantalla" encargadas de adquirir productos de telecomunicación en empresas diversas de la Unión Europea.

Por otra parte, en la jornada de este miércoles, el consejero de Industria tenía previsto el reunirse con los trabajadores del Grupo Meflur a petición de éstos últimos que mostrarían su preocupación por la situación que atraviesa la firma pendiente de la resolución del juicio que se instruye por la denuncia del fiscal sustentada en una investigación de la Agencia Tributaria de Huesca por un presunto delito fiscal de 60 millones de euros. La situación se habría agravado desde hace unas semanas, ya que la Agencia Tributaria habría puesto en inspección fiscal a otra de las marcas del Grupo, Xtreme Tech, mayorista de productos de telecomunicaciones y desarrollo de acciones promocionales.

Esta última inspección habría supuesto un golpe a la liquidez de la firma, ya que mientras dura la misma ( hasta un año) la devolución del IVA está retenida. Según ha podido saber esta redacción la delicada situación habría supuesto una reducción de la plantilla en unas quince personas hasta el momento.

Ante esta situación los trabajadores del Grupo han solicitado una entrevista al Consejero de Industria para exponerle su preocupación y pulsar, si desde el Gobierno de Aragón, se puede hacer algo para ayudar a la firma que cuenta con más de cien trabajadores en Monzón.

Con respecto a Xtreme Tech es una de las ramas que más factura del Grupo por lo que es una de las que más IVA genera, lo que al estar en investigación por la Agencia Tributaria se le retiene la devolución del impuesto.

El Grupo Meflur Comunicaciones nace en el año 1996 teniendo un fuerte crecimiento que lo han convertido en uno de los más fuertes del sector, contando en la actualidad unos novecientos trabajadores en todo el mundo.

El Grupo está diversificado en las siguientes empresas: Phoneland ( puntos de venta y distribución de servicios telefónicos), Comunic@rte ( Plataforma de mensajes SMS y Multimedia), Xtreme Tech( mayorista de productos de telecomunicaciones y desarrollo de acciones promocionales), Lab Mobile ( Servicio post-venta y centro de reparación de móviles), Móvilcarga ( recarga electrónica de móviles de prepago), Wonderlabs ( desarrollo de aplicaciones móviles), Meflur Internacional( presencia Internacional), y Gemytel (operador de telefonía).

Desde un primer momento los trabajadores se han puesto a defender la empresa y sus puestos de trabajo mediante comunicados y ahora con entrevistas a distintos niveles de la Administración.

Comentarios