El Instituto Aragonés de Empleo destinó más de 27 millones de euros a las corporaciones locales aragonesas

El Instituto Aragonés de Empleo (INAEM), adscrito al Departamento de Economía, Hacienda y Empleo del Gobierno de Aragón, destinó más de 27 millones de euros al programa de promoción de empleo desarrollado con las corporaciones locales aragonesas entre los años 2002-2005, al tiempo que 300 entidades locales se beneficiaron cada año de las ayudas otorgadas.

El estudio realizado por el Departamento de Economía, Hacienda y Empleo del Gobierno de Aragón para conocer el alcance de este programa de promoción de empleo del INAEM durante sus cuatro años de gestión pone también de manifiesto que se han ejecutado un total de 2.137 obras y servicios de interés general o social en los distintos municipios aragoneses que han supuesto la contratación de 6.284 trabajadores. El programa de promoción de empleo INAEM-corporaciones locales está destinado a la contratación de trabajadores desempleados en la realización de obras y servicios de interés general y social en el mundo rural aragonés. Tiene la finalidad de detectar y atender los problemas laborales en entornos pequeños y aplicar políticas activas de inserción laboral en los pequeños municipios aragoneses.

El estudio, realizado desde la triple perspectiva cuantitativa, cualitativa y comparativa, analiza la evolución de este programa de promoción de empleo entre 2002 y 2005, muestra su incidencia en los distintos municipios y comarcas que vienen participando en el mismo y acredita su consolidación en todo el territorio aragonés.

Entre las conclusiones extraídas de los cuatro años de funcionamiento de este programa cabe destacar que el traspaso pleno de las políticas activas de empleo a la comunidad autónoma en el año 2002 posibilitó el inicio de una gestión común, coordinada y equilibrada para todo el territorio de Aragón, permitiendo un reparto territorial más equitativo y mejorando, por ello, las expectativas y la participación de las provincias de Huesca y Teruel en el programa.

En este programa han participado las entidades locales aragonesas (municipios, mancomunidades, comarcas y provincias). Los ayuntamientos configuran el principal grupo de entidades participantes pero destaca el crecimiento progresivo experimentado por las Comarcas que han pasado a asumir una notable porción de las obras aprobadas y de las ayudas económicas concedidas desde el INAEM. También los Ayuntamientos han aumentado su participación en las convocatorias anuales y, si en 2002 los ayuntamientos beneficiarios suponen un tercio del total de municipios aragoneses, en 2005 alcanzan los tres quintas partes.

 

 

Los empleos generados por el programa INAEM/Corporaciones Locales constituyen un complemento de rentas para los habitantes del medio rural aragonés. La media de trabajadores participantes es de tres trabajadores subvencionados por proyecto. Los hombres supusieron el 57% del total de contratados en 2005. En comarcas como Cinco Villas, Cinca Medio, Zaragoza y Maestrazgo han incorporado mayoritariamente mujeres a sus proyectos en 2004 y en 2005.

Los proyectos estacionales, como trabajos forestales, actividades deportivas o obras de construcción, son las actuaciones más demandadas por las entidades locales. En 2005 predominaron las actividades para la protección del medio ambiente que crecen un 50%, destacando las de prevención de incendios forestales en todo el territorio aragonés.

Desde 2002 a 2005, la media de subvención concedida por proyecto ha crecido en un 17% en el total de Aragón y ha pasado de 12.315 a 14.432 euros, con una duración media de las obras y servicios solicitados en torno a los 6 meses.

Para muchos desempleados su única actividad por cuenta ajena se desarrolla en el ámbito de este programa, una alternativa laboral en municipios pequeños y la única opción de prestar el servicio correspondiente para la entidades que carecen de otros recursos de financiación.

Asimismo, para muchos la participación en este programa supone su primera experiencia laboral. En este grupo destacan mujeres jóvenes con titulaciones de difícil salida laboral, mujeres de mediana edad que se incorporan al mercado laboral, trabajadores con discapacidad y trabajadores extranjeros que se asientan en pequeños municipios. En todos estos casos se cumple el objetivo del programa: dotar de experiencia laboral a personas desempleadas que no la tienen.

En cuanto a la inserción laboral de los trabajadores, cabe señalar que el 61,85% de los trabajadores obtienen un empleo en empresa o entidad distinta tras su paso por este programa de promoción de empleo. 

Comentarios