Propietarios y Ayuntamiento firman un acuerdo que posibilitará la rehabilitación de la Muralla

Todo está preparado para que los propietarios del entorno de la Muralla de Huesca firmen este jueves con el Ayuntamiento el convenio urbanístico por el que ceden un pasillo de ocho metros junto al monumento a cambio de elevar el nivel de edificabilidad de sus viviendas. El acuerdo supondrá un paso definitivo para la rehabilitación de la Muralla, en estado de deterioro desde hace tiempo.

Acuerdo histórico y fundamental para que la DGA intervenga en la Muralla el que tendrá lugar este jueves en el Colegio de Santiago del Ayuntamiento de Huesca. A las siete de la tarde están citados todos los propietarios cuyas viviendas lindan con el monumento para firmar el convenio urbanístico que ha redactado el Ayuntamiento y que recoge como punto fundamental la cesión por parte de los propietarios de un pasillo de ocho metros de ancho que pasa a ser una propiedad pública. A cambio el Ayuntamiento les concede una mayor edificabilidad a sus viviendas para compensar dicha cesión.

A partir del momento en el que el convenio sea firme, la DGA tendrá vía libre para rehabilitar la muralla. Primero, como recoge el Plan Director, se realizarán las excavaciones necesarias para conocer la estructura del monumento, y después se intervendrá en los paños maltrechos y en estado de deterioro, en especial en la parte más antigua, la musulmana.

Una vez el monumento esté rehabilitado podrá ser visitado a través del pasillo de ocho metros de ancho que ceden los propietarios.

El acuerdo no ha sido fácil. Las negociaciones se han sucedido en los últimos diez años hasta que hace unas semanas, tras amenazar el Ayuntamiento con iniciar un proceso de expropiación, hubo un acercamiento que puede terminar con la firma del convenio este mismo jueves.

Comentarios