PAR y CHA piden que el Gobierno central apueste por el Canfranc y la Travesía Central pirenaica

El Partido Aragonés urge al Gobierno central de Zapatero que considere la Travesía Central Pirenaica como un asunto de Estado. Según el viceresidente del PAR y portavoz en las Cortes de Aragón, Javier Allué, es un buen momento para reclamar la atención del Ejecutivo central ahora que el Gobierno francés ha asumido que el tráfico de mercancías entre Francia y España a través del Pirineo va en aumento. “Es necesario que Zapatero ponga empeño en este asunto haciendo ante Francia una defensa decidida y firme si queremos tener posibilidades para el Canfranc y el Vignemale. Hay que convencer al país vecino de la necesidad de la Travesía central para evitar que Bruselas pueda retirar un proyecto que para Aragón significa una gran salida hacia el progreso”.

Las comunicaciones transfronterizas son un factor decisivo para el desarrollo de Aragón “si queremos que Aragón avance, las comunicaciones también deben avanzar”, por eso, ha dicho Allué, “es necesario convencer a Francia”. Según el Partido Aragonés (PAR) la deficiencia de comunicaciones con Francia por Aragón no es un problema exclusivamente aragonés sino que se trata de un asunto de interés y trascendencia para toda España, la Península Ibérica y la Unión Europea.

Por otro lado, CHA pide un compromiso real para superar el laberinto institucional que deja al paso internacional del Canfranc sin salida a Europa. César Ceresuela, miembro del Consello Nazional de CHA, considera que “el Gobierno Central y el Gobierno de Aragón se pasan la responsabilidad mutuamente y se escudan en la falta de compromiso del Gobierno francés de una forma vergonzante”.

Según CHA, “el encuentro que mantuvieron en Paris la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez y el titular de Transportes del Gobierno francés, Dominique Perben, no ha traído en relación con las conexiones transpirenaicas grandes novedades, lo que supone el peor balance que se puede realizar de dicha reunión. Esta estrategia de pasar la responsabilidad de los gobiernos estatales al de Aragón y Aquitania sin ninguna concreción y de estos al estatal, a lo que se suma la falta de compromiso del Gobierno francés y los incumplimientos en los plazos de acondicionamiento integral de la vía férrea Huesca-Canfranc, -no Huesca-Jaca como dice sorprendentemente la Ministra de Fomento- refleja un panorama preocupante y vergonzante”.

Para César Ceresuela, miembro del Consello Nazional de CHA, “es imprescindible un compromiso real de todas las instituciones para superar el laberinto en que se ha convertido la reapertura de la línea internacional del Canfranc, y para ello hay que aclarar el papel de cada una de ellas en un objetivo, la reapertura, que si existiera responsabilidad debería ser una realidad a corto plazo”.

Comentarios