Licitados cuatro vertederos de residuos industriales no peligrosos, por casi 400 millones de euros

La inversión prevista es de más de 394 millones de euros
20021014vertedero.jpg

El Departamento de Medio Ambiente ha licitado los concursos para la construcción y explotación de cuatro vertederos para residuos industriales no peligrosos. La inversión prevista es de más de 394 millones de euros, de los cuales, unos 84 millones corresponden a la construcción de las infraestructuras y el resto a su explotación. El área de influencia de la Zona I la componen las comarcas de Cinca Medio, La Litera, Monegros, Ribagorza, Sobrarbe, Somontano de Barbastro, Caspe y Bajo Cinca. El área de influencia de la Zona II reúne a las comarcas de Alto Gállego, Jacetania y Hoya de Huesca.

En la zona de Huescael vertedero podría estar ubicado en el entorno de Sabiñánigo, en un radio no superior a 15 kilómetros, o bien en el entorno de Huesca capital, en un radio no superior a 20 kilómetros. La capacidad de tratamiento anual prevista inicialmente es de 30.000 Tm/año. En este caso el presupuesto de licitación se ha valorado en 45.756.823,31¬

El área de influencia de la Zona Iel vertedero estará ubicado en el entorno de la ciudad de Monzón, en un radio no superior a 20 kilómetros, con una capacidad prevista de 100.000 toneladas al año. El presupuesto de licitación se ha valorado en 88.524.507 euros.

Estas instalaciones permitirán una adecuada eliminación de los residuos industriales que no sean valorizables ni reciclables. Esta eliminación fue declarada servicio público autonómico mediante la Ley 26/2003, de Medidas Tributarias y Administrativas, y se viene desarrollando, tal como establece del Plan de Gestión Integral de los Residuos de Aragón (GIRA), mediante el Decreto 2/2006, de 10 de enero, del Gobierno de Aragón, por el que se aprueba el Reglamento de la producción, posesión y gestión de residuos industriales no peligrosos y del régimen jurídico del servicio público de eliminación de residuos industriales no peligrosos no susceptibles de valorización en la Comunidad Autónoma de Aragón.

Para la prestación del servicio público de eliminación de residuos industriales no peligrosos, la Comunidad Autónoma de Aragón se ha dividido en cuatro zonas, según criterios de proximidad, optimización y minimización de costes para los productores. Los licitadores deberán proponer los terrenos más apropiados. Los adjudicatarios adelantarán la inversión, que recuperarán durante la duración de la concesión mediante las tasas que perciban de los usuarios. De esta manera, se cumple el principio de las directivas europeas de quien contamina paga .

La Zona III comprende el ámbito territorial de las comarcas de Jiloca, Cuencas Mineras, Sierra de Albarracín, Gúdar-Javalambre, Maestrazgo, Andorra-Sierra de Arcos, Comunidad de Teruel y Campo de Daroca. En esta zona el vertedero estará ubicado en el entorno de la ciudad de Teruel, en un radio no superior a 35 km. También en este caso la capacidad prevista del vertedero es de 30.000 Tm/año. El presupuesto de licitación se estima en 45.756.823,31¬.

La Zona IV, incluye el ámbito territorial de las comarcas de Ribera Alta del Ebro, Cinco Villas, Campo de Borja, Tarazona y el Moncayo, Campo de Belchite, Ribera Baja del Ebro, Bajo Aragón, Bajo Martín, Matarraña/Matarranya, Aranda, Comunidad de Calatayud, Campo de Cariñena, Valdejalón y la delimitación comarcal de Zaragoza. El vertedero se ubicará en las inmediaciones de Zaragoza, en un radio no superior a 35 kilómetros. En este caso el presupuesto es de 214.604.866,45 euros y la capacidad prevista de 250.000 Tm/año.

Los cuatro vertederos se ubicarán en terrenos adecuados desde el punto de vista urbanístico y ambiental. Las instalaciones dispondrán de un sistema de impermeabilización adecuado, que garantiza el completo cumplimiento de las normativas nacionales y europeas, así como de redes de drenaje de lixiviados y aguas pluviales, así como chimeneas de evacuación de gases. Las instalaciones, cercadas en todo su perímetro, se completarán con viales internos, edificio de oficinas y laboratorio así como un estricto control de los accesos al vertedero.

Comentarios