Primeras dudas desde la oposición sobre el convenio de las Harineras

El portavoz del Partido Aragonés en el Ayuntamiento de Huesca, Fernando Lafuente, ha explicado su “firme voluntad de propiciar un debate abierto acerca del posible convenio de ‘las harineras’, desde la convicción de que Huesca necesita resolver este asunto de una vez, pero con plenas garantías para el interés general de la ciudad”. Por el contrario, Lafuente ha denunciado “la intención del Alcalde de llevar a cabo una tramitación prácticamente por imposición. Así se ha reconocido en la Comisión de Urbanismo de este viernes, cuando se nos ha anunciado que ese asunto será planteado ante la Junta de Gobierno, en lugar de estudiarse en la propia Comisión competente. Además, no deja de ser un manifiesto desprecio al diálogo, la colaboración y la lealtad que se nos reúna para hablar de Urbanismo pero no se nos explique nada sobre el tema, cuando ya estaba en el Ayuntamiento una propuesta de parte de los propietarios, y después de que se hayan difundido varias noticias al respecto o se haya sabido que Elboj negociaba en secreto”.

“Los antecedentes, tras dos años de conversaciones fallidas -ha indicado-, convierten en tan llamativa esta situación que no me voy a pronunciar sobre el convenio hasta disponer de un borrador y de la oportunidad de debatirlo con todos los grupos y con el asesoramiento de los técnicos del Ayuntamiento y de la consultoría contratada, que para eso están. Frente al triunfalismo de Elboj, hay que ser prudentes y comprobar la letra pequeña y especialmente los aspectos colaterales, que necesariamente debe haberlos. Sería intolerable que no se nos permitiera. Esto no supone ralentizar un acuerdo necesario y urgente, para el que estuvimos y estamos dispuestos a colaborar, en las debidas condiciones y por el bien de Huesca. Que se tranquilice el Alcalde, porque podrá firmar el convenio en plena precampaña”.

Sin embargo, para el portavoz del PAR, “es imprescindible el rigor. Cualquier representante de los ciudadanos con un mínimo de responsabilidad tiene que preguntarse qué ha cambiado para que ahora las mismas personas acepten lo mismo que hace unos meses rechazaron con tanta rotundidad. El propio Alcalde ha generado esta desconfianza con su actuación atropellada sobre el Area 3, el Area 7 o la reapertura de una de las fábricas de harina. Las dudas son legítimas y más aún cuando es evidente que Elboj jugaba ‘de farol’ en ‘las harineras’ al prometer una intervención pública sin otra alternativa, e incluso aludir a la modificación de la edificabilidad. El Urbanismo no es ‘póker’. Es ajedrez, donde no hay ‘faroles’ posibles”.

Un PGOU “revuelto e incompleto”

Por otro lado, Lafuente ha planteado ante la Comisión de Urbanismo “la obligación de realizar un análisis por parte de todos los grupos en torno al desarrollo del PGOU, a la vista de que se está dando la vuelta a las previsiones y criterios de un Plan muy reciente y aún sin aprobar por completo”. Esta última referencia está basada en el “texto refundido” que debía incorporar las prescripciones y recomendaciones del COTA del año 2003 “y que sigue pendiente, aunque lo haya reclamado hasta el Justicia de Aragón. O sea, está incompleto”.

Según el portavoz del PAR, “el PGOU es el documento más importante para ordenar el desarrollo de la ciudad e incluye una programación que es fruto de factores técnicos y políticos, y que hablaba textualmente de un período entre trece y veinte años durante el que sería suficiente el suelo urbano interior, sin acudir a las áreas urbanizables de las afueras. Sin embargo, estamos comprobando que en poco más de tres años se ha revuelto esa programación, por simple ‘oportunidad’ o por otras razones inexplicadas, es decir, aún oscuras. Y parece que hay intención de seguir con otras áreas. A mi juicio, se trata de crecer ordenadamente y de que el Urbanismo tiene que resolver también los problemas de los ciudadanos y esto no es así en absoluto: mientras hay previstas unas 4.000 viviendas, su precio sigue subiendo en Huesca por encima de la media, como señalan los últimos informes”.

Lafuente ha señalado que su petición de reunión extraordinaria de la Comisión para tratar estas cuestiones, a la que se han sumado otros grupos, no ha sido aceptada por lo que piensa “promoverla mediante una solicitud formal con el número suficiente de concejales, que fuerce a convocarla por Ley con inmediatez, a primeros de septiembre. Huesca y el futuro de esta ciudad lo requieren”

Comentarios