Israel Pérez fue el mejor del Renault-Auto Cuatro en la etapa Huesca- Pau del Tour de los Pirineos

La prueba ha llegado a Pau en una primera jornada que partía de Huesca este miércoles tras un duro recorrido de 173 kilómetros que ha marcado las primeras diferencias, como era de esperar.Los oscenses despedían al pelotón que partía desde la Avenida Ramón y Cajal sobre las 12,30 horas y atravesaba el Coso Bajo, Coso Alto y la calle Joaquín Costa, para tomar dirección a Sabiñánigo con la carretera vieja de la N-330. El Monrepós y el Portalet fueron los primeros puertos de montaña de una edición muy dura luego en la parte francesa puesto que en la segunda etapa hay que superar puertos míticos del Tour de Francia como el Aubisque o Soulor.

La 37 Vuelta Ciclista a los Pirineos cuenta con una participación final de 15 equipos entre los que se encuentra el Renault Auto Cuatro – CC Oscense con siete corredores, aunque en esta etapa entre Huesca y Pau ya ha tenido la escuadra de Martín Pena sus primeras bajas que han sido Jorge Imaz y Boldo. El primero se sentía indispuesto en los primeros kilómetros y se tuvo que bajar de la bicicleta y una avería mecánica dejó también fuera de combate al Mongol.

Del resto, el mejor fue Israel Pérez que entró en el puesto 27 a 1’07 del ganador y que ocupa la mejor posición del equipo altoaragonés en el puesto 27 a 1’26 del líder. Es sin duda el que más opciones tiene de hacer una buena prueba. El corredor del Cai CC Aragonés, Noel Mega, entró a 15’41 y por detrás quedaron Alberto Fernández a 18 minutos y más retrasados Miguel Bergua en el puesto 78 a 25 minutos y en el puesto 82 y en el 86 entraron Chinzoric y Javi Paules, los dos a 29’18.

La tercera etapa partirá de Lons y llegará a Bageres con 140 kilómetros y puertos de montaña como el Cuqueron, Aubisque, Soulor y el Col de Bordéres. La cuarta y última etapa partirá de Lannemezan con final en Tarbes. Será también una dura jornada en la que los ciclistas tendrán que superar el Buró, Peyresourde y el Aspin.

La salida de la primera etapa fue seguida en directo por los aficionados que estuvieron presentes en la Avenida Ramón y Cajal y ocasionaba varias retenciones en el tráfico en la zona hasta que la caravana y los ciclistas comenzaron a rodar. En los prolegómenos, el concejal de Deportes del Ayuntamiento de Huesca, Domingo Malo, entregaba a representantes de la Gendarmería francesa y la Guardia Civil, sendos recuerdos por su colaboración durante los 50 años de la prueba.

Comentarios