La Asociación Río Aragón contraria a la construcción de un canal artificial de aguas bravas en Navarra

Ante la noticia de que Navarra contará con un canal artificial de aguas bravas trasvasadas desde el río Aragón, que se construirá entre Sangüesa, Javier y Sos del Rey Católico y que costará 14 millones de euros, pagados con dinero público del embalse de Yesa, desde la Asociación Río Aragón se critica que “al tiempo que se destruyen los ríos con embalses, eliminando posibilidades de aprovechamiento natural de los mismos para el ocio, se busca emular lo destruido de forma artificial y con costes millonarios. Es incongruente que la Confederación Hidrográfica del Ebro, la misma administración ambiental que destruye el río Aragón en Yesa o pretende hacerlo con el Gállego en Biscarrués, apoye esta operación que nada tienen de sostenible y va en contra de los principios de la Directiva Marco del Agua que parece ignorar”.

 

“También nos parece- dice Río Aragón- un ejercicio de cinismo y desvergüenza que el alcalde de Sangüesa, José Luis Lorenzo, pida que el canal artificial de aguas bravas se financie con fondos de los planes de compensación a los municipios afectados por el recrecimiento de Yesa. Es una afrenta para los municipios aragoneses que ven amenazado su futuro por la inundación de sus tierras que ayuntamientos que ni pusieron ni ponen un palmo de tierra para el embalse de Yesa y que son beneficiarios directos del mismo, fundamentalmente en regadío, hagan esta solicitud. Además, querer aprovecharse del dolor ajeno es un acto de insolidaridad”.

 

“Finalmente que el presidente de la Diputación de Zaragoza se apunte con alborozo a operaciones de este estilo poco puede sorprendernos. Como beneficiario directo con coste cero del embalse de Yesa, hace tiempo que dejó ser digno representante de “todos” los ayuntamientos zaragozanos y cada día más actúa como benefactor de su zona política de influencia”, concluye Río Aragón.

Comentarios