Casa Aísa será centro de día antes de que finalice 2006

El director del Instituto Aragonés de Servicios Sociales, Javier Callau, ha anunciado que Casa Aísa funcionará como centro de día para personas dependientes antes de que finalice este año 2006; al menos ésa es la previsión con la que se trabaja una vez que han sido recibidas las obras de remodelación y rehabilitación de este edificio. Hay cuatro meses por delante en los que se llevará a cabo el equipamiento de esta infraestructura que prestará servicio a 35 personas.

Estas plazas se suman a las 45 que ofrecen las residencias Sagrada Familia y Ciudad de Huesca. Callau ha valorado la importancia que tienen espacios como estos para poder acoger durante el día a personas dependientes.

Este centro de día coexistirá con un hogar para las personas mayores que residen en el entorno de Casa Aísa, esto es, el Casco Antiguo fundamentalmente. Casa Aísa ocupa un solar de 1.300 metros cuadrados. Iniciativas como ésta entran en juego en vísperas de la aplicación (el 1 de enero de 2007) de la Ley de la Dependencia. Callau reconoce que “estamos viviendo un momento histórico”.

Se cierran 6 años de espera, de retrasos, de sinsabores,... en un proyecto en el que participan el Gobierno de Aragón, el Ayuntamiento de Huesca y la Caja de la Inmaculada. El montante de la inversión asciende a 5 millones de euros, de los cuales 1,5 han sido aportados por esta entidad financiera; Rafael Alcázar, presidente de la CAI, ha valorado la culminación de esta rehabilitación.

El alcalde de Huesca, Fernando Elboj, incide en la importancia de atender a personas con dependencia y a sus familias. Dice que “estos proyectos miden el talante de una ciudad”.

Todos han coincidido en que es un proyecto que está contribuyendo a la paulatina revitalización del Casco Antiguo de la ciudad de Huesca. El edificio cuenta con varios volúmenes y destaca la conservación de su fachada principal, fechada en el siglo XVIII. José Miguel Ferrando ha sido el arquitecto encargado del proyecto.

Comentarios