Más de 100 localidades del Alto Aragón celebran sus fiestas

2005080101 fiestas estadilla.JPG

En la provincia de Huesca unas 120 poblaciones se encuentran en fiestas, bien celebrando la Asunción de la Virgen o bien celebrando San Roque. Incluso hay localidades que unen ambas festividades. Tras las fiestas de San Lorenzo, que reúnen a gran parte de los altoaragoneses en la capital, ahora es la provincia la que está de celebración.

Pomar de Cinca, Labuerda, Alberuela de Tubo, Sesa, Zaidín, Ballobar, Biescas, Fiscal, Panticosa, Biscarrués, Fonz, Albelda, Campo, Yeba, Canfranc, Esplús, La Puebla de Castro, Poleñino, Baldellou o Piedrafita son algunas de las poblaciones que estos días celebran su festividad local reuniendo en los pueblos un gran número de vecinos y visitantes.

Las sesiones de baile a cargo de diferentes orquestas, campeonatos de guiñote y parchís, parques infantiles, las rondas a las mairalesas, mozas, zagalas o reinas y las misas en honor a los santos son actos con los que cuentan muchas localidades en sus programas. Las comidas populares con migas y calderetas o las jotas son otros de los aspectos tradicionales que se repiten en las poblaciones aragonesas.

Las obras de teatro, las peñas y las cenas populares se convierten en punto de encuentro, tanto de vecinos del lugar y de poblaciones cercanas, como de los que un día se fueron y vuelven estos días de fiestas a sus lugares de origen para reunirse con familiares y amigos, haciendo que la población se duplique.

El ciclo festivo altoaragonés comienza en Santiago y finaliza para el Pilar. El momento cumbre se da ahora para la Virgen de la Asunción, festividad a la que se une la de San Roque. Los pueblos elegían sus fiestas patronales conforme terminaban la labores de cosecha, así estas celebraciones tienen en muchas ocasiones una motivación religiosa, como acción de gracias tras la recolección.

Comentarios