Oración al Santo: " A ti San Lorenzo"

Fernando Carrera, prior de la Cofradía de San Lorenzo

Extraordinariamente bulliciosa Huesca varios días lleva. Estamos celebrando la fiesta mayor en honor a ti, Lorenzo. Este altisonante ambiente es fruto de fe, alegría, jolgorio, dicha, vacación... motivo de encuentro con familiares, amigos, vecinos y forasteros de distintos puntos de España y del extranjero que nos acompañan. Hoy, en este atardecer del 15 de agosto de 2006, en este acto religioso de la ofrenda de flores y frutos que te hacemos, contempla, Lorenzo, a esta gran comunidad de tu ciudad natal, Huesca, que con calma, recogimiento, atención, admiración, bienestar y complacencia, un año más y en tu honor celebra. Por encargo de la Comisión de fiestas del Ayuntamiento me llena de gozo y satisfacción presentar y desarrollar la oración de este acto religioso, siendo el Prior de la Cofradía de San Lorenzo. Numerosas personas están presenciando a lo largo del recorrido y, con lleno completo a ambos lados de las aceras, la procesión formada por un cortejo de unas tres mil personas que desde la Avenida Monreal, recorre el Coso Alto y parte del Bajo hasta llegar a la puerta de tu Basílica, donde tú los esperas, y en estos momentos está concluyendo,

Hemos estado viendo multitud de devotos, niños, jóvenes y mayores, ataviados con sus mejores galas: trajes tradicionales locales, comarcales, regionales, familias, peñas, mairalesas, danzantes de Huesca –con cinta negra por el luto del danzante Pedro Nunilo que murió en accidente de circulación en unión de sus compañeros de trabajo Julián y Francisco -, cuadros de jota, banda de música, representantes de nuestros pueblos con sus bailes, formas y estilos, autoridades, fieles en general que en procesión se van acercando a ti, ofreciendo además de lo que en sus manos portan, la oración dando gracias, o pidiéndote algo, sabiendo que tú nos escuchas, atiendes y proteges.

Colorido, vistosidad, elegancia, nostalgia, recuerdos... aporta este desfile procesional de la ofrenda de flores y frutos; frutos de nuestros campos, con escasez de agua estos últimos años y, a propósito, ¡San Lorenzo intercede al Señor por nosotros y que las nubes no pasen de largo, que descarguen lluvia y nieve en los momentos oportunos, así te lo pedimos! Estos frutos que estamos viendo, procedentes de muchos lugares, son recogidos por tus cofrades y voluntarios y se repartirán entre las diversas instituciones benéficas de nuestra Ciudad. Estas flores van adornando, en forma de parrilla, la fachada de tu Basílica siendo bellamente colocadas por empleados del Ayuntamiento y voluntarios.

Estamos pensando en los enfermos, en las bajas humanas por causa de las guerras, terremotos, accidentes varios... Y a nuestra memoria también llega el recuerdo de las personas queridas, familiares, amigos, vecinos, forasteros... que el año pasado estaban entre nosotros y hoy se encuentran en el más allá. También presente tenemos a aquellos que el “desastre de Biescas”, hace 10 años, se llevó el agua y que, algunos de ellos, ante la proximidad de nuestras fiestas pensaban acompañarnos.

Hoy, Lorenzo mi atención fijo en la predela del retablo mayor, de tu Basílica. Sobre madera en relieve, vemos que estás repartiendo limosnas a los pobres, a los desvalidos, a los hermanos más débiles.

La Iglesia apuesta por los pobres, excluidos y desfavorecidos de la sociedad denunciando y luchando contra la injusticia y defendiendo la dignidad y los derechos humanos y viene practicando la caridad desde su nacimiento, hace 2.000 años, sin distinción de raza, sexo, color, procedencia o religión. Es el eterno mensaje del Evangelio puesto en práctica por Jesús, los apóstoles y por las comunidades de la Iglesia

La pobreza es un asunto de justicia e injusticia y la gente pobre está sufriendo una terrible injusticia. Ellos son los oprimidos del mundo. ¿Si nosotros obráramos como debiéramos, los pobres serían lo que son? Gran impacto nos produce el ver esas fotos de hambruna en niños y mayores. Cada tres segundos, muere en el mundo una persona que tenía derecho a la vida y a la sonrisa. ¡Parece mentira pero es una realidad!

Esperamos que los gobiernos del mundo en su intento de erradicar la pobreza, el hambre, las necesidades primarias del ser humano, consigan que un día sea una realidad.

“La pobreza es un problema estructural. Esto quiere decir que la pobreza del mundo de hoy no está causada simplemente por el infortunio, la mala suerte, la pereza, la ignorancia, la falta de desarrollo. La pobreza en el mundo de hoy es el resultado directo de las estructuras políticas y económicas”.

Antes de concluir quiero mencionar a los inmigrantes que ya forman parte de Huesca como unos ciudadanos más. A todos los que nos visitan y participan de esta fiesta de interés turístico nacional. En este encuentro de civilizaciones, en esta interrelación de culturas, unos de otros debemos aprender, para bien, ejerciendo la comprensión y respeto mutuos.

San Lorenzo, mártir, tú te distinguiste por el amor a los pobres, el buen humor incluso a la hora del martirio, la fidelidad a la Iglesia y al Papa y la capacidad de transmitir la fe. ¡Rogad por nosotros!

Feliz fin de fiesta, y ¡VIVA SAN LORENZO!

Comentarios