Una intensa tormenta deja daños materiales en muchos puntos de la provincia

Una de las localidades más afectadas ha sido la de Monzón. En torno a las seis de la tarde ha provocado una intensa riada en el Río Sosa. El caudal del río ha ascendido varios metros, llevándose por delante automóviles y árboles que encontraba a su paso. En un primer momento el Ayuntamiento de Monzón dio el aviso de que las viviendas bajas de las calles cercanas al cauce pudieran verse afectadas, aunque en las últimas las horas el nivel del cauce desciende.

En torno a las cinco y media de la tarde, ha descargado sobre Monzón una intensa tromba de agua, que ha provocado daños materiales, sobre todo, en viviendas, garajes y automóviles. Según fuentes de la Policía Local, las zonas más afectadas han sido el Molino y la Jacilla.

Calles, garajes y sótanos inundados, lunas de vehículos rotas, rotura de mobiliario urbano y árboles destrozados han sido algunas de las consecuencias de la fuerte tormenta de granizo, (hasta de tamaño similar a pelotas de tenis), que ha descargado sobre Monzón durante poco más de media hora. No se han registrado daños personales.

La gran cantidad de agua caída ha obligado a cortar el tráfico rodado bajo los puentes de la Avenida de Fonz y la Calle Pedro Juan de Lastanosa, que continúan cerradas durante la noche.

El campo, en plena recogida, ha sido uno de los más perjudicados por la tormenta. En Binaced, no ha sido tan severa, así que, a falta de evaluar daños no se espera ver mermada la campaña de recogida.

Sabiñánigo también se veía afectada por la fuerte tormenta que ha causado varios daños materiales en coches con grandes bolas de granizo

Comentarios