ANIMAHU se consolidará buscando, además, escenarios nocturnos

En la hora del balance, todo son felicitaciones por el éxito de ANIMAHU, el Festival internacional del Circo y la Animación, que era la gran novedad de estas fiestas de San Lorenzo. A pesar de las críticas, que llegaron por parte de la oposición en el momento de su presentación, el concejal de cultura del ayuntamiento de Huesca, Javier Campelo, asegura que el público ha demostrado que tenían razón, y que traer el circo a las fiestas ha sido acertado. De hecho, oscenses y visitantes han seguido mayoritariamente los espectáculos.

Unos espectáculos que difícilmente se podrían llevar a cabo en un ambiente que no fuera festivo, puesto que en muchos casos se necesita la colaboración del público, y sólo en las fiestas, por regla general, la gente se muestra desenfadada y dispuesta a pasarlo bien y a aceptar incluso bromas.Tras esta primera edición, el futuro parace estar garantizado. ANIMAHU crecerá, y lo hará probablemente en un mayor número de días y también de escenarios.

Para el próximo año, todo hace indicar que se buscará algún otro escenario, porque se pretende que este festival llegue a más puntos de la ciudad. En principio, se ha echado en falta un escenario para más espectáculos nocturnos, de circo y de animación, dirigidos a personas de mediana edad, que se celebrarían hacia las 11 de la noche. El responsable de este Festival, Miguel Ollés, ya apuntó durante las fiestas la posibilidad de que ese escenario se ubicase en la zona en la que estuvo el Jardín de Verano, en el Parque Miguel Servet.

En todo caso, existe el compromiso del Gobierno de Aragón de que este Festival forme parte de toda la apuesta que están haciendo en materia de cultura, porque Huesca es una ciudad puntera en artes escénicas. Este apoyo se sumaría al del Ayuntamiento de Huesca y otros patrocinadores privados.

Comentarios