Los trenes de Renfe ahorraron en 2005 a la sociedad aragonesa 125 millones de euros por costes externos

Durante 2005, los trenes de Renfe ahorraron 125 millones de euros por costes externos a la sociedad aragonesa, de los cuales 80,5 corresponden al transporte de mercancías y 44,5 son atribuibles al transporte de viajeros en Aragón, según el informe “Costes externos de los transportes en Europa”, elaborado por la universidad de Karlsruhe y la consultora INFRAS AG.

Los costes externos son aquellos que no asume el mercado por la vía de los precios, sino que los asumen directamente los contribuyentes a través de los impuestos, con independencia de que sean o no usuarios de un determinado modo de transporte. Así, los costes externos que han sido objeto del estudio son los relacionados con el efecto invernadero, la contaminación atmosférica regional y local, la contaminación acústica, la siniestralidad, la congestión en las ciudades y otros efectos urbanos, la degradación paisajística, así como las secuelas en las centrales generadoras de energía.

De esta forma, en 2005, los servicios de Renfe Larga Distancia ahorraron a la sociedad aragonesa 37,1 millones de euros, mientras que los servicios AVE y Media Distancia lo hicieron con 5,2 y 2,2 millones de euros, respectivamente.

El ferrocarril, el medio que menos costes genera

Según el informe “Costes externos de los transportes en Europa” el total del coste externo que genera el transporte se eleva a 650.275 millones de euros. El transporte por carretera, que origina el 83,7 por ciento del total es el modo que mayor impacto produce, mientras que el aéreo causa el 14 por ciento de los costes externos y el ferrocarril el 1,9 por ciento.

Contabilizados por distancias recorridas, los costes externos medios se expresan en euros por 1.000 viajeros/kilómetro y toneladas/kilómetro. En el transporte de viajeros, los automóviles privados alcanzan un coste medio de 76 euros, mientras que en el ferrocarril es de 22,9 euros, una cifra 3,3 veces inferior.

En el transporte de mercancías, los costes medios del transporte aéreo suponen 271,3 euros por 1.000 toneladas/kilómetro, mientras que los del ferrocarril suponen 17,9 euros y los de la carretera 87,8 euros; la cantidad que corresponde al ferrocarril es 4,9 veces inferior a la de la carretera.

Por tipo de coste, en el ámbito europeo el cambio climático es el componente más importante, con un 30 por ciento del total mientras que la contaminación atmosférica y los costes por accidentes suponen un 27 y un 24 por ciento respectivamente.

Los costes generados por la congestión que genera el tráfico rodado, tanto en las ciudades como en el conjunto de las carreteras, se elevan en Europa a 63.000 millones de euros, lo que significa que prácticamente se ha duplicado la cifra de 1995, cuando se realizó por primera vez este estudio. Estos costes se definen en función de las pérdidas de eficiencia económica: tiempo perdido, mayor consumo de combustible y aumento de las emisiones.

Comentarios