Ocio y Negocio, objetivos de Ferma

La Feria Regional de Barbastro, FERMA, que celebra este año su cuadragésimo quinta edición del 24 al 27 de agosto, cuenta con 123 expositores, más 48 de comercio local, que ocuparán los más de 20.000 metros cuadrados de exposición. El certamen barbastrense pretende ser un escaparate de los distintos sectores que mueven la economía aragonesa. Un escenario en el que el visitante puede encontrar respuesta a sus demandas, a la vez que el expositor fomenta su negocio.

Un año más FERMA reúne a una gran variedad de expositores, representantes de sectores como comercio y servicios, agroalimentario, nuevas tecnologías, institucional y maquinaria agrícola. El director del certamen, Ernesto Cancer, ha señalado que el objetivo de Ferma es buscar la satisfacción de los expositores y visitantes.

La ciudad francesa de Tarbes es la villa invitada en esta edición de FERMA, tomando el relevo de Ejea de los Caballeros. El Salón Agroalimentario de Productos de Calidad, "Tour&Gourmet" ha aumentado la carpa expositiva dado el interés de los expositores por estar presentes en este certamen que desde hace un año está vinculado a la Feria de Barbastro. El presidente de la Institución Ferial de Barbastro, Jesús Lobera, ha destacado el alto número de expositores que han respondido a la llamada de la organización.

En esta edición el comercio de Barbastro tiene un protagonismo especial a través de la campaña "comercio con rostro". El sector comercial barbastrense quiere mostrar su imagen más cercana con un stand en el centro del recinto donde estarán los 48 establecimientos adheridos a esta campaña. El alcalde de Barbastro y presidente del patronato de la Institución Ferial, Antonio Cosculluela, ha agradecido la implicación del comercio barbastrense a través de la Asociación de Empresarios de Barbastro.

Antonio Cosculluela ha manifestado que Ferma es la segunda cita ferial de Aragón después de Zaragoza, al mismo tiempo que ha indicado que esta feria es el resultado del dinamismo comercial de la ciudad de Barbastro.

Comentarios