El Mercado Medieval del Camino de Santiago llega este martes al Casco Antiguo de Jaca

2004093030 mercado medieval.JPG

El XV Festival Internacional en el Camino de Santiago inicia este martes una nueva oferta de su programa, tras cerrar el pasado viernes el ciclo de música antigua que ha recorrido varias iglesias de Jaca, Santa Cruz de la Serós y Berdún. Ahora, será el Casco Antiguo de Jaca el que acogerá, durante tres días, hasta el jueves, el tradicional Mercado Medieval de las Tres Culturas. Un centenar de puestos de artesanía, talleres demostrativos y numerosas actividades de animación callejera, con músicos, encantadores de serpientes y faquires, entre otros, trasladarán el corazón jaqués a plena Edad Media.

La actividad iniciará este martes su andadura a partir de las 12:00 horas, si bien el horario habitual del mercado será de 10:30 a 14:30 y de 17:00 a 21:30 horas. El pregón inaugural, a cargo de uno de los grupos que se encargará de animar durante estos tres días las calles del Casco histórico jaqués, Jabareus, tendrá lugar a las 18:00 horas, en la plaza San Pedro, lugar que ocuparán los mercaderes, artesanos y artistas que representarán a la cultura cristiana. La plaza del Marques de La Cadena y calles aledañas acogerá los puestos judíos y la plaza Ripa, los correspondientes a la cultura árabe.

El Mercado Medieval de Jaca está organizado por la empresa Acción Calle, en colaboración con el Ayuntamiento de Jaca y la Diputación Provincial de Huesca, y es una de las citas más concurridas del Festival y, probablemente, el más ambicioso de cuantos se celebran en Aragón, por el número de paradas, la diversidad y la calidad de los artesanos presentes, así como la variedad en demostraciones y actuaciones paralelas. Este año está previsto que participen un centenar de artesanos y artistas, que recuerdan la incesante actividad mercantil que hubo en la ruta jacobea, creando importantes centros económicos en las localidades más destacadas del Camino.

Entre las ofertas, productos gastronómicos y antiguos oficios, con venta de productos y degustaciones, así como talleres demostrativos, en los que se dará a conocer los secretos de oficios casi desaparecidos y aspectos exclusivos de cada una de las culturas que el mercado reúne: escribanos cristianos y árabes, picapedreros, talladores de madera, hilanderas de seda, imprentas de Guternberg o paseos en dromedarios y burros. Junto a ellos, músicos callejeros, bailarinas orientales, faquires, encantadores de serpientes o charlatanes que harán que las calles del Casco Antiguo de Jaca se convierta durante tres intensos días en un verdadero mercado del medievo.

Comentarios