El gasto en alimentación en los hogares en el primer semestre ha ascendido a 29.083 millones de euros

El gasto en alimentación en los hogares en el primer semestre ha ascendido a 29.083 millones de euros

El gasto en alimentación realizado por los hogares en el primer semestre del 2006 ha ascendido a 29.083 millones de euros, lo que representa un seis por ciento más que en el mismo periodo del año anterior, según se desprende del Panel de Consumo, elaborado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Como se viene observando en años precedentes, sigue siendo el vino de calidad con 55 millones de litros, uno de los productos con mayor aumento dentro del consumo en Hogares, casi un 8 por ciento, seguido de cerca por la cerveza con 328 millones de litros que ha tenido un incremento del 7 por ciento, destacando sobre todo la cerveza sin alcohol.

También han sido importantes los aumentos de consumo de las aguas minerales y las bebidas refrescantes, cifrándose alrededor de un 6 por ciento. De agua mineral se han consumido 1.100 millones de litros y de bebidas refrescantes 879 millones de litros.

El incremento del vino de calidad se produce en hogares en los que no hay niños, destacando en parejas de jóvenes y adultos. A pesar de ser los hogares de retirados un grupo importante para el mercado de vino, no han incrementado su consumo en vino de calidad, sin embargo, están intensificando su consumo de bebidas refrescantes en mayor medida que la media.

El consumo de cerveza no se incrementa en los hogares con niños y las parejas de adultos mientras que en el resto de los hogares se intensifica la compra de cervezas tanto “con”, como “sin” alcohol. En el sector de bebidas la presencia de niños influye directamente en el crecimiento o decrecimiento de los mercados.

Cabe destacar el aumento observado en las frutas y hortalizas frescas, cifrado en un 4 por ciento con respecto al mismo periodo de 2005, con cantidades compradas de casi 2.000 millones de kg para las frutas frescas y de 1.200 millones de kg para las hortalizas frescas. Ambas categorías también están experimentando aumentos continuos de consumo en los últimos años.

En el mercado de hortalizas frescas son los hogares de retirados los que siendo los mas intensivos impulsan aún mas su crecimiento. En las frutas frescas hay que destacar el incremento de consumo de las parejas jóvenes tanto sin hijos, como con hijos pequeños, en este primer semestre del año, a pesar de no ser el grupo más intensivo.

Los descensos encontrados en este periodo de 2006 han sido para el aceite de oliva que con 200 millones de litros comprados, ha tenido un descenso del -6,4 por ciento, siendo mayor el correspondiente al aceite de oliva que el del aceite de oliva virgen.

El mayor descenso de aceite de oliva se produce en hogares jóvenes, sustituyendo su consumo por el de girasol. Hay que destacar el mantenimiento de su consumo en los hogares con niños pequeños y de retirados, por resultar este producto muy beneficioso para su salud.

Otro producto que ha presentado un descenso de consumo moderado ha sido la leche líquida que con 1.830 millones de litros ha tenido una evolución del -4,5 por ciento. Dentro de los hogares, se ha observado que se está sustituyendo el consumo de leche por derivados lácteos desviándose mucho hacia los productos novedosos.

Comentarios