El PP denuncia la existencia de vertederos incontrolados en la periferia de Huesca

El Partido Popular ha constatado la existencia de numerosos vertederos incontrolados en los alrededores de la ciudad, e incluso en los polígonos industriales. Se encuentran en caminos vecinales y carreteras secundarias, pero siempre, en todo caso, en el interior del término municipal oscense. En el polígono SEPES se da uno de los casos más llamativos, puesto que el vertedero se encuentra a pocos metros del acceso al Punto Limpio, sin que esa circunstancia, en opinión del PP, haya supuesto en las últimas semanas una actuación específica del Área de Medio Ambiente.

La concejal popular Cristina Gavín señala que son conscientes de que no se puede culpar al gobierno local por la actitud insolidaria de una minoría, pero sí de su escasa capacidad para detectar los vertidos incontrolados y evitar que se consoliden. El problema básico, para el grupo municipal popular, es una absoluta desconexión con la realidad del gobierno de Elboj. Basta un paseo por los alrededores de la ciudad o por sus polígonos industriales, dicen, para advertir que existe un problema real y creciente. Añaden que es necesario dejar el coche oficial y el séquito para tener una perspectiva real de la situación.

El grupo municipal popular volverá a indicar al área de Medio Ambiente la situación exacta de los vertidos incontrolados, pero eso, apunta la concejal, solo puede paliar momentáneamente el problema. Añaden que se trata de un nuevo síntoma de descoordinación y falta de interés de los responsables políticos de las comisiones municipiales. Los técnicos no están para asumir responsabilidades políticas, y los criterios de actuación de las brigadas y de la policía local son algo que deben implantar los presidentes de las áreas respectivas.

El Partido Popular oscense denuncia que los vertidos incontrolados corren el riesgo de consolidarse en determinadas zonas, como los polígonos industriales. En ese sentido, la concejal popular Ana Alós recuerda que el PP se ha interesado reiteradamente por la limpieza de los polígonos, que es mucho más que una reivindicación estética.

Comentarios