La central de albergues juveniles del Instituto Aragonés de la Juventud ha gestionado la reserva de 1.090 plazas durante los meses de julio y agosto

La central de reservas de albergues juveniles del Instituto Aragonés de la Juventud (IAJ) ha gestionado durante los meses de julio y agosto la reserva de 1.090 plazas (516 en julio y 574 en agosto). El servicio, que entró en funcionamiento el pasado 1 de marzo, se ha consolidado y ha atendido 187 peticiones de reserva (colectivas e individuales) para dicho bimestre estival (86 en julio y 101 en agosto).

La central trabaja en la actualidad con las instalaciones que son propias de Juventud. Son los centros Baltasar Gracián, en Zaragoza, con 50 plazas; Canfranc en Canfranc-Estación, con 45; Santa María del Pilar, en Villanúa, con 90 plazas; Santuario de la Misericordia, en Borja, con 45, y Rosa Bríos, en Albarracín, con 72 camas.

Así, el albergue que ha concentrado un mayor número de reservas ha sido el centro Baltasar Gracián de Zaragoza, con 192 plazas en julio (el 37,2% del total) y 265 en agosto (el 46,2%). La demanda también ha sido muy importante en el albergue Rosa Bríos de Albarracín, con 157 plazas en julio y 201 en agosto. Le sigue Santan María del Pilar, en Villanúa, con 97 reservas en julio y 52 en agosto. Las instalaciones de Borja contaron con 44 plazas reservadas en julio y 23 en agosto y las de Canfranc, con 26 en julio y 33 en agosto.

Durante estos dos meses, la ocupación de los albergues juveniles del Instituto Aragonés de la Juventud, organismo adscrito al Departamento de Servicios Sociales y Familia del Gobierno de Aragón, ha sido de un 85%, atendiendo tanto a las demandas de los alberguistas, como a la ocupación por las actividades que ofrece Juventud en la época estival.

En este sentido, se constata que el alberguismo es, cada vez más, una alternativa por la que apuestan tanto jóvenes como familias a la hora de plantear las vacaciones. Así, tanto la filosofía que implica este tipo de alojamiento como la calidad de las instalaciones han hecho que esté cambiando la percepción que hay de los albergues como alternativa económica por una opción que resulta igual de válida que otro tipo de alojamiento a la hora de disfrutar del tiempo de ocio

Comentarios