La osa Franska habría matado a más de 100 ovejas en Francia

2004110303 oso.JPG

Los ganaderos franceses están realmente preocupados. Al parecer, la osa Franska, uno de los plantígrados eslovenos liberados en estos últimos meses en los Pirineos, habría matado a cien ovejas, una cifra que encoleriza a los ganaderos de la zona del macizo del Pibeste (en las zonas boscosas de la vertiente norte), donde este oso habría instalado su hábitat.

Según indica el diario francés La Dépêche du Midi, tras la celebración de una reunión de la comisión de evaluación de los daños imputables a Franska, los ganaderos indicaban que están muy indignados porque se dice que se trata de un número de "cazas" aceptable, mientras que ellos creen que la situación es insostenible.

Bernard Moules, representante de los ganaderos, asegura que la práctica totalidad de los dossieres que solicitan indemnizaciones por la muerte de ganado, hacen refrerencia a la zona de ataque de Franska, el macizo del Pibeste. Llegan a decir que, desde que la osa está allí, se ha comido más de una oveja cada día, lo que da una tasa de muertes insostenible para los ganaderos. Añaden que, este verano, los ganaderos han debido estar presentes de forma permanente en los pastos, mientras que los que pusieron en marcha el plan de reintroducción del oso estaban de vacaciones.

Este verano han tenido que dejar los pastos de altura antes de tiempo. Si deben volver a vivir un verano similar el año que viene, muchos de ellos abandonarán, con las consecuencias para la actividad agrícola y el medio ambiente que esto tendrá.

Por ello, piden al respresentante del Estado en la zona, que tomen todas las medidas para llevarse a Franska de allí. El subprefecto de Argelés-Gazost también ha hecho llegar el descontento de los ganaderos al prefecto de Altos Pirineos.

Comentarios