El Juzgado decidirá sobre la instalación de mallas para capturar palomas en Monzón

casco

El Ayuntamiento ha solicitado al Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 1 de Huesca autorización de entrada en seis domicilios del casco viejo (sitos en las calles Mayor, Joaquín Costa, Comas y Arriba) para instalar mallas metálicas en las falsas y tapar aberturas exteriores. La finalidad es impedir el anidamiento de palomas y poner freno a los problemas de insalubridad y suciedad que generan los excrementos. El pasado mes de abril, la Concejalía de Medio Ambiente, dentro de la campaña de control de la población de estas aves, pidió a 23 vecinos que protegiesen las falsas y tapasen los huecos de sus viviendas, y los propietarios de los seis inmuebles citados no han realizado obra alguna.

Junto a la solicitud de autorización al Juzgado, el decreto dictado por el alcalde para resolver esta situación ordena la ejecución subsidiaria de las obras descritas y la notificación de esta resolución a los seis propietarios, los cuales deberán abonar los gastos.

Ante el perjuicio que suponen para la salubridad y la estética del casco viejo los excrementos de palomas, el equipo de gobierno municipal puso en marcha en 2005 una campaña intensiva de captura que hasta la fecha arroja el saldo de 4.500 ejemplares eliminados. En las temporadas de 2005 y 2006, utilizando jaulas convencionales (de pequeñas medidas), cayeron en las trampas 2.077 y 1.547 palomas, respectivamente, y en la actual, iniciada en julio con una sola jaula de grandes dimensiones colocada en la azotea del edificio de la desaparecida cooperativa “Santiago Apóstol” ( edificio, en la actualidad de propiedad municipal, en el que se están realizando obras de adecuación para albergar un centro cívico ), ya han sido capturadas 1.080.

En opinión de los técnicos de la Concejalía de Medio Ambiente, la jaula grande es más efectiva, más cómoda y más económica.

Comentarios