Caída sin freno en las reservas de agua

2003070530 embalse.jpg

Los embalses de la provincia de Huesca van a llegar al final de la campaña de riego en peor situación que hace un año, cuando se estaba hablando de mínimos históricos. En plena campaña de riego las aportaciones de los ríos son escasas por no decir nulas. El balance final es una reducción continuada del nivel de reservas hídricas. En estos momentos, Vadiello cuenta con 3,6 hectómetros cúbicos, un 23 por ciento de su capacidad total de almacenamiento.

El resto de las principales regulaciones presenta los siguientes datos: La Sotonera tiene 62 hectómetros cúbicos, un 33 por ciento; El Grado 239, un 59%; Mediano 51, un 12%; y Barasona 14, un 16%.

A los problemas que hubo en 2005 se suma este año la escasez de reservas en el río Noguera Ribagorzana. Mucho va a tener que llover durante el próximo otoño si se quieren recuperar los niveles óptimos para la temporada 2007. Los agricultores ya se plantean utilizar las parcelas de regadío para cultivos de invierno (cebada y trigo), con un menor rendimiento económico pero con menos exigencias de agua.

Especialmente compleja es la situación en el Canal de Aragón y Cataluña, ya que el año pasado pudo elevarse agua desde el embalse de Santa Ana hacia las hectáreas de regadío de la provincia de Huesca. Sin embargo, este año los niveles de agua en el Noguera Ribagorzana han sido menores; incluso hubo que vaciar el embalse de Canelles. Alejandro Almajano, director provincial de Agricultura, insiste en que hay un problema serio de falta de lluvia, porque el ejemplo más claro de regulación es el que se produce en el Noguera Ribagorzana.

Con poco optimismo se mira a la campaña de 2007 porque mucho va a tener que llover si se quiere tener agua suficiente para los cultivos de verano. Tal y como se hizo en el pasado invierno, muchos agricultores van a utilizar sus parcelas de regadío para sembrar cebada y trigo, cultivos menos exigentes desde el punto de vista hídrico. Ya se están llevando a cabo las labores de preparación de la tierra para proceder en octubre a la siembra.

Comentarios