CHA pide al alcalde de Huesca que siga reivindicando el Plan de Riberas del Isuela

La Confederación Hidrográfica del Ebro ha sacado a licitación el acondicionamiento y mejora ambiental del río Isuela a su paso por la ciudad de Huesca. Desde Chunta Aragonesista celebran que por fin se empiece a recuperar parte de la ribera del río Isuela, aunque sólo suponga la mejora del tramo urbano del río y comprenda la zona que se ha convertido en el “ojito derecho” del alcalde Elboj, a quien piden que no se olvide, como parece que está sucediendo, del espíritu de intervención integral en las riberas del Flumen y del Isuela, obra que presentó como segura durante la pasada legislatura y que finalmente ha quedado reducida a las actuaciones inmediatas limitadas al interior de la Ciudad.

El Anteproyecto de Restauración y Mejora Ambiental de los ríos Isuela y Flumen a su paso por la ciudad de Huesca fue elaborado por los técnicos municipales de Medio Ambiente, presupuestado en casi 12 millones de euros y obtuvo todos los informes preceptivos favorables, incluidos los de la CHE. El 30 de octubre de 2003, a instancia de CHA, el Ayuntamiento de Huesca aprobó por unanimidad impulsar un convenio con el Ministerio de Medio Ambiente y la Comunidad Autónoma para concretar los responsables del proyecto definitivo, los compromisos de aceptación de cada una de las partes y la financiación correspondiente y los términos en los que se ejecutaría de forma coordinada las diferentes obras, es decir, el Ayuntamiento Pleno aprobó de forma rotunda impulsar la recuperación de las riberas de los dos ríos tal y como estaba concebido en el Anteproyecto.

Para Miguel Solana la degradación de los tramos de los ríos Isuela y Flumen a su paso por el término municipal de Huesca, a pesar de constituir uno de los más valiosos ecosistemas que tenemos por la existencia de importantes especies de fauna y flora, es un asunto de competencias compartidas entre el Ayuntamiento de Huesca, el Gobierno de Aragón y el Ministerio de Medio Ambiente del que se lleva hablando seis años. Sin embargo el interés de las dos últimas administraciones por el tema es escaso.

Comentarios