Afortunada intervención del equipo de socorro de la piscina municipal San Jorge

La rápida reacción del servicio de socorristas de la piscina municipal san Jorge consiguió que una indisposición pasajera de uno de los usuarios del centro deportivo quedará en simple percance sin pasar a mayores. Tanto el personal de la instalación como los servicios del 112 colaboraron para que un bañista se recuperara en un incidente que finalmente se quedó en un susto y que sirvió para demostrar que el plan de emergencia de las instalaciones municipales funciona a la perfección.

Sobre las 19:30 horas, y coincidiendo con la hora de cierre de la piscina, el socorrista de servicio junto al vaso grande fue alertado de la aparente dificultad manifestada por un bañista que se encontraba en ese instante en el centro del vaso. El vigilante procedió inmediatamente a socorrer al bañista, un hombre adulto con signos de aturdimiento.

De forma simultánea, el personal de servicio de la instalación puso en marcha el protocolo de emergencia, evacuando la zona alrededor del vaso y abriendo los accesos previstos para la eventual llegada de una ambulancia. La intervención del socorrista se vio favorecida por la asistencia voluntaria ofrecida por uno de los usuarios, médico de profesión, que en ese momento se encontraba en el lugar y que, junto al personal de la empresa AGON-DIR, responsable del servicio de socorristas, procedió a atender del bañista quien, de forma involuntaria y posiblemente como consecuencia de un sobresalto, había tragado una cantidad considerable de agua.

Contactado el servicio de emergencia del 112, éste procedió a enviar de forma inmediata una ambulancia al centro deportivo. Antes de la llegada del vehículo de emergencia, el afectado fue asistido con oxígeno disponible en el mismo centro. La llegada de la ambulancia contribuyó a estabilizar de forma definitiva el estado de salud del bañista, quien al cabo de unos minutos abandonó las instalaciones por su propio pie.

Además de las medidas tomadas por el personal de servicio ya reseñadas, se procedió a informar al concejal de Deportes, Domingo Malo, de lo acaecido, quien a su vez puso al alcalde de Huesca al tanto del suceso. Esa misma noche, el concejal pudo hablar con el afectado en su domicilio, pudiéndose percatar de su buen estado de salud.

La dirección del Patronato Municipal de Deportes ha felicitado tanto al personal de servicio del Patronato que ayer se encontraba en la piscina como a los empleados de la empresa AGON-DIR por la excelente reacción ofrecida como respuesta al incidente acaecido.

Comentarios