El Parque del Padre Querbes abierto al público

2005070505 parque querbes.jpg

El Parque Padre Querbes ha abierto sus puertas hoy, después de más de un año cerrado con vallas. El alcalde de Huesca, Fernando Elboj, y la concejala de Medio Ambiente, Carmen Cáceres, lo han inaugurado. Al acto de inauguración se ha invitado a una representación de la comunidad educativa del colegio Juan XXIII, que se encuentra junto al parque, así como a representantes vecinales. El parque, que lleva más de un año, cerrado con vallas, va a poder ser finalmente disfrutado.

Esta zona verde formaba parte de la urbanización de 300 viviendas que la empresa Orusa ha construido en estas calles, junto al polígono 24, donde en su día estaban las instalaciones de la piscina de San Viator. La financiación de este parque ha corrido a cargo de la propia constructora. Han sido numerosas las críticas, en los últimos meses, por parte del Partido Popular en el ayuntamiento de Huesca, por la tardanza en inaugurar el parque. El equipo de gobierno indicaba que era necesario que la vegetación se consolidase perfectamente.

El parque Padre Querbes se ubica en una superficie de unos 15.000 metros cuadrados. Su diseño corrió a cargo del arquitecto Francisco Lacruz y del paisajista Craig Verzone. Cuenta con un jardín de setos, en el que hay unas plataformas de madera, que pueden servir de bancos o mesas. En esa zona se han mantenido los ailantos, que ya existían, así como los grantes plataneros, que en su día dieron sombra a la zona del bar de la piscina San Viator. También cuenta el parque con un estanque y acequias de agua, fuentes, una escultura de un funambulista, bancales y una bonita plantación de almendros. Conserva, por cierto, en la calle Fraga, lo que fue la entrada a las instalaciones deportivas del Padre Queres, por donde se accederá también al parque.

Comentarios