Euforia contenida en la SD Huesca

La trayectoria del equipo y sobre todo el juego desplegado están corroborando las expectativas que la SD Huesca ha creado para esta temporada y aunque todavía es pronto, ver al conjunto azulgrana en los primeros puestos de la clasificación está siendo un buen enganche para los aficionados. De momento el equipo lleva seis puntos y está en quinta posición de la clasificación tras la victoria este lunes del Tarrasa sobre el Figueras por 1-0. Los gerundenses serán el próximo rival el domingo que viene de los oscenses.

El técnico Manolo Villanova señalaba al respecto que “me satisface enormemente. Yo sí ansiaba una victoria aquí en el Alcoraz más que nada por esto por demostrar que en este proyecto estamos todos involucrados con una ilusión tremenda y con un adversario como el que venía, que fue el mejor de la categoría el año anterior, pues era un buen adversario para ganarle y afortunadamente lo hemos conseguido y yo estoy contento que estemos todos muy satisfechos y la afición haya salido contenta”.

Sobre la trayectoria del equipo, Villanova lo tiene claro: “Yo siempre he dicho que este equipo con la implicación que tiene no debe defraudar nunca a la afición. Unas veces jugaremos mejor y otras peor, pero lo que nunca va a defraudar es la actitud de los jugadores en el campo como ha sucedido este domingo y a partir de ahí se pueden hacer muchas cosas”.

Este miércoles la SD Huesca juega en la Ciudad Deportiva del Real Zaragoza la ida de la final autonómica de la Copa Federación contra el Zaragoza B. Otra competición que al técnico no le gusta mucho. “A mi no me gusta porque creo que no sirve más que para hacer un desgaste tremendo. En la pretemporada con todos los resultados que hemos conseguido no nos ha servido para nada. Entonces lo que sí habrá cinco o seis cambios el miércoles porque hay jugadores que necesitan descanso y hay otros que están pidiendo jugar”.

El defensa Roberto García también mostraba la satisfacción del vestuario tras la buena marcha. “Está claro que después del mal sabor de boca del partido del Orihuela lo más importante, ya no te digo agradar a la afición, también queríamos ganar el partido. En el fútbol jugar bien y bonito se valora pero lo importante es ganar”.

Rober señala que “nosotros tenemos que ir pasito a pasito. Se han creado muchas ilusiones en Huesca con el equipo que se ha hecho y bueno todos somos conscientes de que hay un gran equipo, pero la liga es muy larga y habrá momentos buenos y no tan buenos y cada domingo habrá que intentar conseguir los tres puntos, aunque alguno no pueda ser, pero intentaremos luchar para estar lo más alto posible y la afición tiene que saber que tiene que estar con nosotros en los malos momentos”.

El Huesca está teniendo un comienzo esperanzador y la afición comentaba a la salida del Alcoraz que hacía tiempo que no se veía un equipo tan sólido y con tanta calidad como el que se ha configurado este año.

Comentarios