CHA propone un reglamento que limite el paso de vehículos pesados por el Casco Antiguo de Huesca

Chunta Aragonesista asegura que el Casco Antiguo de la ciudad de Huesca está cada vez más deteriorado. Los nacionalistas dicen que han presentado numerosas propuestas para el Casco como un Plan Integral para la zona, un Espacio para la Creación Joven, una Ordenanza de Comercio para el Casco, propuestas para el teatro romano... que no han obtenido respuesta del alcalde de Huesca. Ahora, CHA propone que el Ayuntamiento elabore un reglamento que regule el tránsito de vehículos de gran tonelaje por la zona, para que no dañen más el firme del Casco Histórico.

El Casco Antiguo de Huesca está muy deteriorado diga lo que diga Fernando Elboj, asegura CHA, que añade que su discurso de que en dos años estará rehabilitado demuestra ceguera absoluta o estrechez de miras manifiesta. Dicen que los vecinos de la zona vuelven a quejarse de calles destrozadas por el paso de camiones que van dejando un reguero de socavones y grietas que deterioran edificios y calles ante la absoluta pasividad del Ayuntamiento, quien disponiendo de una Ordenanza para el tránsito de vehículos de gran tonelaje por el Casco Antiguo no la aplica. El resultado: calles en un estado lamentable, llenas de agujeros y con aspecto totalmente descuidado.

Lo cierto es, asegura Chunta Aragonesista, que la Recuperación del Casco Histórico de la Ciudad no está entre los objetivos de Fernando Elboj, objetivo primero de cualquier Ayuntamiento responsable cuyo método de trabajo es la planificación. Lo contrario consiste en la confianza en la bienaventura y en la iniciativa privada, método empleado por el Alcalde para la consecución del objetivo cuyo resultado está siendo la construcción de edificios, en ocasiones auténticos adefesios, llenos de microventanas para miniapartamentos.

CHA insta a que el Ayuntamiento de Huesca elabore un reglamento realista que regule el tránsito de vehículos de gran tonelaje por el Casco Histórico, se realice un informe sobre el estado en el que se encuentran las calles transitadas por estos vehículos pesados y, hasta el momento en el que se ejecute la urbanización definitiva, se estudien y efectúen soluciones provisionales en el firme de las mismas y se establezcan o mejoren los mecanismos de aval para que los constructores se hagan cargo de los desperfectos que puedan provocar en calles y viviendas.

Comentarios