El PAR le recuerda al equipo de gobierno “el penoso estado de la cubierta del campo de fútbol en Sabiñánigo”

2005062820 joaquin ascaso.JPG

El portavoz del Partido Aragonés en Sabiñánigo, Pedro Grasa, ha recordado al equipo de gobierno que “el pasado 15 de agosto la tormenta de pedrisco que descargó sobre la localidad causó daños en la cubierta de la tribuna del campo de fútbol y a fecha de hoy no se ha hecho nada, aunque se sabía que el ‘Sabi’ estrenaba la Liga en esa instalación este domingo, que resultó lluvioso por la tarde. Como consecuencia de los agujeros y boquetes, el agua caía sobre la tribuna, teniendo que utilizar paraguas las personas que la ocupaban, en una escena que se califica por sí sola”. Precisando que “además, se produjeron filtraciones a los vestuarios”

Para Grasa, “Sabiñánigo y su Ayuntamiento, titular del recinto, ofrecieron una deplorable y tragicómica imagen no sólo ante nuestros visitantes, sino también ante nuestros propios aficionados, poniéndose en evidencia la incompetencia del grupo socialista de gobierno municipal”.

Por otra parte manifiesta que “ ante la oscuridad reinante, hubo necesidad de utilizar la iluminación artificial y para sorpresa de todos, la mitad de los focos no funcionaba, eso sí en la mitad del campo, porque en la otra parte ni siquiera existen. En resumen, disponemos de un césped artificial de última generación, en una tribuna goteras y todo a media luz”.

Para Grasa, “no se trata de una anécdota, ni de un chiste pese a que la descripción lo parezca. Por encima de todo ello, es otra muestra de desgobierno y desatención. El grupo de gobierno socialista, con el Alcalde a la cabeza, pretenden ofrecer muchas veces una presencia y propaganda de vanguardia y realizaciones magníficas. Sin embargo, los problemas del día a día, la atención a nuestros vecinos, la previsión, la reacción ágil y precisa, y en este caso, el respeto a los aficionados, y al trabajo de jugadores, técnicos, directiva no se producen”.

Según el portavoz del PAR, “confluyen factores como la falta de dedicación, o como venimos denunciando durante mucho tiempo, el personalismo del Alcalde: si él no lo autoriza o no lo manda no se hace nada y con tantas obligaciones en Madrid, en Zaragoza, en Sabiñánigo, es evidente que no puede. Por eso, hay desgobierno y desatención, en una forma de gestionar totalmente ineficaz, saltando de sillón en sillón, y un criterio para ejercer los cargos que provoca inconvenientes. La política no es esto, sino la mejor aplicación y administración de los recursos públicos para el bien común, pero este enfoque hace mucho que se ha perdido al frente del Ayuntamiento de Sabiñánigo”.

Comentarios