Entra en funcionamiento el Banco de Sangre de Aragón

El Banco de Sangre y Tejidos de Aragón empieza a funcionar este lunes en Zaragoza con el objetivo de conseguir la autosuficiencia en recursos hemoterápicos en la Comunidad Autónoma. El centro dará cobertura a los 17 hospitales públicos y clínicas privadas de la Comunidad Autónoma. Las extracciones de sangre seguirán haciéndose en diferentes centros sanitarios en todo Aragón como hasta ahora.

 

Según ha explicado su director gerente, Luis Callén, el Banco de Sangre “mejorará la coordinación con los hospitales y permitirá prestar un mejor servicio a los ciudadanos, lo que facilitará que se produzca un aumento en la tasa de donaciones”. A estos objetivos se suma el trabajo que se llevará a cabo para mejorar la calidad y la seguridad de las transfusiones, poner en marcha programas de formación e investigación en medicina transfusional, rentabilizar los recursos y, por último, poner en funcionamiento el Banco de Tejidos, previsto para 2007. Su apertura facilitará la obtención, conservación y cultivo de tejidos que se utilizan para realizar implantes óseos, de córneas, válvulas cardiacas, de vasos sanguíneos y cultivos de piel, entre otros, además de la investigación con células madre.

 

Partiendo de estos objetivos, en el Banco de Sangre se han establecido unas líneas de trabajo que comienzan en el donante, tratando de buscar nuevos donantes y fidelizar a los ya existentes, así como concentrando los recursos para la promoción de las donaciones y programando de forma centralizada y coordinada las colectas externas, con la colaboración de las hermandades de donantes. Desarrollar programas de aféresis, mejorar el rendimiento de los componentes elaborados, fomentar la autotransfusión en cirugía y desarrollar líneas de investigación y formación completan los objetivos laborales marcados para este nuevo servicio.

 

Para lograr estas metas, el nuevo centro cuenta con una cartera de servicios que comprende la elaboración de los componentes sanguíneos, la prestación de los servicios de laboratorio de referencia y almacén para preservar componentes sanguíneos poco habituales, la gestión de los sistemas de suministro de hemoderivados a los hospitales, el control de calidad de todo el proceso de donación y, por último, la formación e investigación. En total, 43 personas trabajan en el centro, una plantilla que será de 55 trabajadores en un período de 3 a 5 años.

 

Actualmente, la tasa de donaciones en Aragón está en 32,6 por cada 1.000 habitantes, el año pasado se obtuvieron 39.750 unidades. La previsión para los próximos 3-5 años es alcanzar las 35-40 donaciones por cada 1.000 habitantes, lo que aumentaría el número de unidades hasta las 46.000-50.000, cifra con la que se podría considerar a Aragón autosuficiente en esta materia. Además, se prevé alcanzar el 85% en la cobertura de los tejidos implantados en centros aragoneses. La mayor parte de las donaciones realizadas en 2005 se contabilizaron en equipos móviles, que sumaron el 65,9% del total, y los actuales seis bancos de sangre hospitalarios recogieron el 34,10%. Dichos bancos se localizan en los siguientes hospitales: Miguel Servet, Clínico, Ernest Lluch y de la Defensa en la provincia de Zaragoza; San Jorge en Huesca; y Obispo Polanco en Teruel. Además, se realizan transfusiones en el Royo Villanova, Nuestra Señora de Gracia, Barbastro, Alcañiz, Jaca, MAZ y en las clínicas Montpellier, Quirón, Santiago, Actur y en la Policlínica Alto Aragón. A estos 17 hospitales y clínicas dará cobertura el nuevo Banco de Sangre.

 

Los seis bancos hospitalarios irán desapareciendo progresivamente. La actividad de extracción, análisis y producción de componentes cesará este mes de septiembre en los bancos del Hospital Universitario Miguel Servet, del Hospital Clínico Universitario y del Hospital San Jorge de Huesca. A partir del 1 de octubre se realizará el suministro de productos sanguíneos a todos los centros desde este Banco, si bien en el Hospital Obispo Polanco de Teruel se mantendrá la extracción y producción de componentes sanguíneos hasta el 1 de enero de 2008.

 

Las obras del Banco de Sangre y Tejidos, promovidas por Suelo y Vivienda de Aragón, comenzaron en junio de 2004 y finalizaron el pasado mes de enero, con un presupuesto de 2.529.259 euros. Los últimos meses se han dedicado al equipamiento del centro, que ha tenido un coste de 2.369.500 euros. El total de la superficie útil asciende a 3.150,94 metros cuadrados.

 

Las nuevas instalaciones incorporan importante innovación tecnológica que se aplicará al sistema de información y a la automatización de los laboratorios. Asimismo, se aporta la máxima seguridad en el despistaje de enfermedades transmisibles y en el control de todo el proceso de producción de componentes sanguíneos y el máximo rendimiento en la elaboración de componentes.

Comentarios