Valentín Torrens, Jonás Revilla y Roberto Senar, ganadores de las VI Becas de Artes Visuales de la DPH

 

Tres proyectos que utilizan los medios de expresión contemporáneos para abordar propuestas interdisciplinares conforman la última nómina de galardonados con las Becas de Artes Visuales de la Diputación de Huesca. El jurado ha decidido conceder la Beca Ramón Acín ex aequo a Valentín Torrens y Jonás Revilla, conjugando a dos artistas con una trayectoria muy diferente, pero que ofrecen dos proyectos de “gran coherencia conceptual y un cuidado lenguaje expresivo”. El joven creador Roberto Senar ha sido galardonado con la Beca Antonio Saura, que premia el mejor proyecto de artistas menores de 30 años. La dotación global de estas ayudas asciende a 18.000 euros.

 

En su VI edición, la Diputación de Huesca ha concedido las Becas Ramón Acín y Antonio Saura a las propuestas de tres creadores altoaragoneses que están centradas en la investigación, producción y formación artística. A esta convocatoria se han presentado veintitrés proyectos de artistas de entre 20 y 60 años, lo que –según la diputada de Cultura, María Antonia Brusau,-“amplía el abanico de edad de las candidaturas recibidas en anteriores ediciones”.

 

A este respecto, María Antonia Brusau, diputada de Cultura en la Diputación de Huesca y presidenta del jurado, también explica que estas becas “pretenden facilitar a los artistas visuales de la provincia el desarrollo de sus propios proyectos artísticos, además de ayudarles en su preparación y formación”. “En esta ocasión –como apunta Brusau- todo el jurado ha estado deacuerdo en la idea que desde hace unos años queríamos introducir; se trata de hacer efectivo el seguimiento de los proyectos galardonados, a modo de tutelaje por algunos de los miembros del jurado“.

 

Valentín Torrens (Huesca, 1951) lleva casi veinte años dedicado a la actividad artística, que ha derivado de la escultura a la instalación y la acción. Desde 1990 ha desarrollado acciones en más de veinticinco países de Europa, Asia y América y en los últimos años también ha estado al frente del área de performance de Periferias. Este artista plantea una investigación sobre las diferentes pedagogías del arte de la acción, lo que supondrá el primer estudio de esta parcela artística. Un proyecto que parte avalado por el ámbito docente y en el que durante su desarrollo establecerá contactos con profesores y alumnos de diferentes universidades internacionales, realizará el seguimiento de programas y asistirá a clases para “generar una maduración en mi trabajo creativo y promover la dinamización de los recursos expresivos utilizados hasta ahora en mi obra”, afirma el propio artista en la memoria del proyecto.

 

El otro artista galardonado con la VI Beca Ramón Acín es el barbastrense Jonás Revilla (Barbastro, 1957) que sostiene que la lectura le ha despertado “sensaciones que pretendo plasmar en papel fotográfico”. “Estrella invitada, Huesca” –así denomina el artista a su proyecto- parte de la recopilación de varias obras literarias que tienen a la provincia de Huesca como hilo conductor. Novelas históricas, cuentos, biografías o poesía se encuentran entre los géneros literarios que enumera Jonás Revilla para la elaboración del proyecto. Su propuesta incluye la lectura de las obras en los emplazamientos originales y propone la creación de un blog desde el que poder seguir el proceso creativo. Aunque la formación artística de Jonás Revilla no comienza hasta hace seis años, su propuesta alcanza un “elevado nivel teórico”. El carácter narrativo de las obras determinará el formato de cada una de las fotografías que se expondrán el próximo año en la Sala de Exposiciones de la Diputación de Huesca.

 

Por otro lado, la Institución provincial ha decidido conceder la Beca Antonio Saura a Roberto Senar (Belver de Cinca, 1980). La formación en Historia del Arte y Filosofía otorgan a este creador una perspectiva. El objeto de su beca consiste en una estancia en París para poder realizar una investigación en dos vertientes. Por un lado, abordar el estudio de la obra de Baudelaire y, por otro, profundizar en la interrelación entre el lenguaje visual y el literario. Todo ello para “convertir la unas sala de exposición en al alma de Baudelaire”.

 

Las Becas de Artes Visuales, que desde hace seis años concede la Diputación de Huesca, están dirigidas a todos los artistas visuales naturales o residentes en la provincia de Huesca con el objetivo de impulsar la investigación y difusión de las artes visuales. En la edición de este año el jurado ha estado compuesto por el presidente de la Diputación de Huesca, Antonio Cosculluela, la presidenta de la Comisión de Cultura, María Antonia Brusau, Josu Larrañaga, profesor de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Complutense de Madrid, Mira Bernabeu, artista y galerista, Sergio Rubira, crítico de arte, y los artistas altoaragoneses Alberto Carrera Blecua y Mapi Rivera, que además consiguió la Beca Ramón Acín en la pasada edición de estas becas.

 

 

Mapi Rivera muestra su “Anuntius”

 

El fallo de la actual convocatoria de estas becas de formación e investigación en artes visuales coincide con la presentación al público del trabajo desarrollado durante el último año por Mapi Rivera. “Anuntius” es el proyecto que la joven artista oscense plasma en su exposición, en una unión de lo divino y lo humano. Mapi Rivera ha materializado en la exposición “Anuntius” el proyecto realizado en el último año. El resultado es un conjunto de fotografías, proyecciones audiovisuales a través de las que representa el concepto de la anunciación

Comentarios