Retraso de 23 minutos en el AVE Huesca-Madrid

El AVE Huesca-Madrid vuelve a sufrir un nuevo retraso, en este caso cifrado en 23 minutos. Ha sido motivado, en la mañana de este domingo, por problemas técnicos en el cruce de vías de Zaragoza. Si la hora de llegada está previsto para las 10:42 horas, la entrada del tren en la estación de Atocha se ha producido a las 11:05, con la consiguiente devolución del 50 por ciento del valor del billete.

No es la primera vez que se produce un retraso en el trayecto Huesca-Madrid o a la inversa. Hace unos días, el AVE llegó a la capital oscense (también por fallos técnicos en Zaragoza) con 29 minutos de retraso (recordamos que la devolución del total del importe del billete se produce cuando el retraso es igual o superior a 30 minutos).

El problema más serio se vivió hace algunas semanas cuando la caída de una viga en Miraflores (Zaragoza) impidió que se llevara a cabo el viaje Huesca-Madrid. Los pasajeros fueron trasladados hasta la capital de España a bordo de un autobús.

Recordamos que hasta hace unos meses el viaje se realizaba a 200 kilómetros por hora, con una duración de 2 horas y 40 minutos. La velocidad se incrementó a 280 kilómetros por hora, reduciéndose el tiempo, por término medio, en 15 minutos. Entre Zaragoza y Madrid, el tren todavía tiene que elevar más la velocidad (con la posibilidad de llegar a 350 kilómetros por hora).

El servicio se presta con trenes TALGO Bombardier. Paralelamente, se están realizando viajes de prueba con los convoyes Siemens Velaro (uno de ellos ha batido el récord de la Alta Velocidad en España; ha alcanzado los 400 kilómetros por hora). Estos trenes se utilizarán en el servicio Madrid-Barcelona, servicio directo sin entrada en Zaragoza (en competencia con el puente aéreo). El recorrido Madrid-Zaragoza y Zaragoza-Barcelona (y por tanto Madrid-Huesca) se podría efectuar con trenes de Media Distancia. Los TALGO Bombardier, casi con toda seguridad, pasarán a prestar servicio en la nueva línea Madrid-Málaga.

Comentarios