CHA reclama el inventario, difusión y regreso del patrimonio que se encuentra fuera de Aragón

Según indica Nieves Ibeas, diputada de CHA, “cualquier conversación entre Gobierno de Aragón y Generalitat de Cataluña sobre patrimonio debe incluir todos los bienes, sin limitarse a las 113 piezas depositadas en el Museo Diocesano de Lérida”. Ibeas instará este jueves en las Cortes a los poderes públicos aragoneses a hacer realidad el regreso a Aragón de todos los bienes integrantes de su patrimonio cultural, histórico y artístico que se encuentran fuera y emprendan las acciones precisas para su conservación y difusión.

En la moción presentada, Ibeas propone “extender las conversaciones y negociaciones que se mantengan con la Generalitat de Cataluña a todos los bienes integrantes del patrimonio cultural aragonés que se encuentran en esa Comunidad Autónoma, sin limitarse a las 113 piezas de las parroquias de la Diócesis de Barbastro-Monzón” depositadas en el mencionado Museo.

“Eso siempre que esas negociaciones existan todavía, puesto que la consejera Eva Almunia acaba de retirar una solicitud de comparecencia para informar de las mismas, y no sabemos si es porque ya no hay conversaciones, porque no ha habido nada nuevo o porque no quieren contárnoslo”, ha afirmado Nieves Ibeas.

 

Chunta Aragonesista siempre ha sostenido que cualquier conversación sobre patrimonio con el Ejecutivo catalán debe incluir el resto de bienes aragoneses que están en Cataluña, en algunos de los cuales la Generalitat tiene un papel decisivo, como por ejemplo los del Monasterio de Sijena.

Noventa y seis piezas de este Monasterio fueron vendidas de forma anómala a la Generalitat, que tiene presentado ante el Tribunal Constitucional un recurso denominado “conflicto positivo de competencia” contra el Gobierno de Aragón, que había pedido ejercer el derecho de tanteo y retracto. También las pinturas de la Sala Capitular de Sijena permanecen actualmente en el Museo Nacional de Arte de Cataluña en Barcelona.

La moción incluye otras tres propuestas concretas sobre patrimonio cultural aragonés que se encuentra actualmente fuera de Aragón, como “el impulso de proyectos de investigación orientados a la catalogación de dicho patrimonio”, “su difusión mediante actividades como la edición de estudios, catálogos y repertorios específicos o la creación de una base de datos accesible” y, finalmente, la realización de “los informes jurídicos necesarios que permitan determinar, a un nivel estatal e internacional, qué piezas son susceptibles de ser reclamadas por el Gobierno de Aragón u otras entidades o Administraciones públicas, con el fin de iniciar las acciones legales pertinentes para obtener su retorno”.

 

 

Comentarios