Las peñas de "Monzón, qué demasiao" estrenan ubicación

Los bailes de madrugada del colectivo de peñas “Monzón, qué demasiao”, estrenan nuevo espacio, después de la desaparición de la nave metálica junto a la Azucarera. En la misma zona, se ha habilitado una carpa de 1.200 metros cuadrados que albergará la animación festiva de los cientos de peñistas que participan en los bailes.

Un septiembre más las peñas son las encargadas de teñir de colorido con sus camisas las fiestas de San Mateo de Monzón. El colectivo Interpeñas, que aúna a Los que no querían, Zos, Trifulca, Lifara y K, cumple veinte años, y con este motivo el pregón del martes será leído por un representante de cada peña.

El Baile de Madrugada es el buque insignia de “Monzón que demasiao”. Las orquestas este año son Límite, La Tribu, Tandem, Hechizo, y De Noche. Tres noches, habrá actuación sexy y todos los días se acabará con almorzada popular. Los bonos se venden a ocho euros, como señalan desde el colectivo peñista.

Además, Interpeñas colabora con el Patronato en la organización de los actos de la tarde en la Plaza Mayor, con una chocolatada infantil, el espectáculo de Civi Civiac y un humorista, y la tradicional Cantada Popular de jotas. De los concursos que antaño organizaban por las tardes en la Plaza Mayor, sólo sobrevive la Cantada Popular de la Peña K, que cumple 17 años, como apuntan los peñistas.

Las peñas del colectivo Interpeñas mueven a unos mil doscientos peñistas de todas las edades. Desde ellas coinciden en señalar que numerariamente gozan de buena salud, aunque piden más implicación de la gente joven.

Los locales de las cinco peñas continúan en la misma ubicación del pasado año; la peña Zos en la calle Cervantes, La Lifara en Lope de Vega, Trifulca en Jaime I, Los que no querían en la calle Galicia y la K en la calle Galicia.

Comentarios