El Castillo de Montearagón en su tercera restauración

Castillo Montearagón, andamios

La empresa Caminos y Construcciones Civiles está ejecutando la que es la tercera de las restauraciones del Castillo de Montearagón. De forma paralela un equipo de arqueólogos está excavando las dependencias del castillo que fueron enterradas en el siglo XIX.

Los trabajos ya dejan adivinar la potencia de los muros de este castillo, los cuales llegaban hasta la zona superior de las torres. La empresa constructora eliminó un gran bloque de hormigón que se había colocado en la zona sur del castillo y ahora está procediendo a la reconstrucción de lo que en su día fue la defensa del monumento.

Esta es la tercera intervención que se realiza en el castillo en los últimos tiempos. La primera recuperó la iglesia en su exterior, la segunda el interior del templo y parte del exterior. Ahora esta tercera incide en la fachada sur, la más visible desde Huesca.

Los operarios reconstruyen los muros maltrechos y, de forma paralela, un equipo de arqueólogos excava en los alrededores de los mismos para estudiar qué hay en el subsuelo. La sorpresa es que existen numerosas estancias del castillo que estaban enronadas, explica el director de la excavación.

También la excavación está sacando a la luz la impresionante dimensión de los muros, llegando alguno de ellos a los dos metros, lo que habla de la importancia de este castillo.

El Castillo de Montearagón ha sufrido numerosos avatares, sobre todo después de la desamortización de Mendizábal. Fue recinto militar y se ha llegado a utilizar como corral para guardar el ganado.

Pero fueron los dos incendios que sufrió lo que lo dejó en estado ruinoso. Dos restauraciones a finales de los 90 y la actual están recuperando, al menos, la silueta de lo que fue la fortaleza que dominó política y religiosamente buena parte de la Hoya de Huesca.

Comentarios