Los ciclomotores de dos ruedas deberán pasar la ITV de forma obligatoria a partir de 2008

200502033 Motos.JPG

Se pondrán en marcha medidas que eviten el desplazamiento de estos vehículos por carretera hasta las estaciones de ITV y habrá plazos máximos en función del número de matrícula para que las inspecciones puedan hacerse de forma gradual. El Boletín Oficial de Aragón publica la Orden de 11 de septiembre de 2006 del Departamento de Industria, Comercio y Turismo del Gobierno de Aragón por la que se determina la fecha de entrada en vigor de la obligatoriedad de la inspección técnica periódica de los ciclomotores de dos ruedas.

Tal y como indica la orden, a partir del 1 de enero de 2008 los ciclomotores de dos ruedas deberán comenzar a pasar la inspección técnica periódica como límite en los siguientes plazos:

Número de matrícula terminado en 0: en el mes de enero de 2008.

Número de matrícula terminado en 1: en el mes de febrero de 2008.

Número de matrícula terminado en 2: en el mes de marzo de 2008.

Número de matrícula terminado en 3: en el mes de abril de 2008.

Número de matrícula terminado en 4: en el mes de mayo de 2008.

Número de matrícula terminado en 5: en el mes de junio de 2008.

Número de matrícula terminado en 6: en el mes de julio de 2008.

Número de matrícula terminado en 7: en el mes de agosto de 2008.

Número de matrícula terminado en 8: en el mes de septiembre de 2008.

Número de matrícula terminado en 9: en el mes de octubre de 2008.

La inspección técnica de vehículos se regula por el Real Decreto 2042/1994, de 14 de octubre. Este Real Decreto fue modificado por el Real Decreto 711/2006, de 9 de junio, que introduce la obligatoriedad de realizar la inspección técnica periódica a los ciclomotores y cuadriciclos ligeros -hasta ahora exentos- a partir del 21 de septiembre de 2006.

Los recorridos de los ciclomotores de dos ruedas se limitan normalmente al municipio. Además, su desplazamiento a las estaciones de ITV puede verse afectado por restricciones a la circulación, ya que tienen el tránsito prohibido por determinadas vías y por su propia construcción desarrollan prestaciones limitadas. Por ello se ha visto la conveniencia de habilitar unidades móviles de inspección que se desplacen a los núcleos urbanos donde no existan estaciones de ITV, una fórmula que evitaría los movimientos de estos vehículos por carretera.

Para poder preparar las infraestructuras adecuadas, el citado Real Decreto 711/2006 establece que las comunidades autónomas pueden determinar la fecha de entrada en vigor de la obligatoriedad de la inspección técnica periódica únicamente para los ciclomotores de dos ruedas y hasta un máximo de tres años desde la publicación de la norma. También se establecen plazos de inspección en función de la matrícula para que las revisiones puedan hacerse de forma gradual.

La inspección técnica de los ciclomotores, vehículos muy numerosos en nuestro país, contribuirá a incrementar la seguridad vial, algo beneficioso tanto para quienes los conducen como para el resto de usuarios de la vía.

Comentarios