El Plan Director de Huesca-Pirineos contempla 65.000 viajeros el primer año

Se acerca la fecha final de obras y sobre esta infraestructura sigue planeando la indefinición sobre el modelo de funcionamiento. Nada se habla de la Escuela de Salvamento y Socorrismo en Montaña que acordaron crear en 1999 la DGA, Diputación de Huesca y Ministerio del Interior, de posibles usos militares o de la escuela de pilotos TOPFLY . Mientras tanto se están desarrollando otros proyectos en Aragón como la pista de Caudé que dará vida a la empresa de desguace de aviones de Teruel o la puesta en marcha de la primera empresa aérea aragonesa Pla-za Servicios Aéreos con capital del Gobierno de Aragón que viene operando desde febrero en Zaragoza.

Huesca-Pirineos estará finalizado este año para poder ser funcionar definitivamente en 2007. Tras varios años de debate sobre su conveniencia o no, ha llegado el momento de su puesta en marcha.

Ahora la cuestión esta centrada en saber como se va a explotar comercialmente. El plan director del año 2001, se indica desde algunos expertos consultados por Radio Huesca Digital, “es muy ambicioso y difícil de cumplir en sus primeros años”. El Ministerio en su día estimo un tráfico de 65.000 viajeros para el año 2005, con 5 viajes diarios, llegando a triplicar estas cifras para el 2.015.

AENA ha previsto entre 2 y 2,5 millones de euros de presupuesto anual para el mantenimiento de la infraestructura con 25 puestos de trabajo. Mientras tanto, hay un compromiso para que comercialmente sea un Consorcio impulsado por la Diputación Provincial quien se haga cargo.

PLAN DIRECTOR HUESCA-PIRINEOS

El Primer plan director de Monflorite fue aprobado en 2001, pero en 2003 se elabora otro mucho más ambicioso. Este segundo documento habla de la construcción de una pista de vuelos de 2.100 metros de larga y 45 de ancha capaz de acoger a aeronaves de 150 plazas, además de una plataforma de estacionamiento de aeronaves y de una calle de salida, un edificio terminal 500 metros cuadrados más grande que el que contemplaba el anterior Plan, un nuevo aparcamiento, un terminal de carga, un edificio contra incendios y salvamento y un edificio multiservicios. Además se repondrá un cañada real y se realizaran unos nuevos accesos para independizar el tráfico de la escuela de vuelo sin motor del de la aviación comercial.

El aeródromo de Monflorite disponía, antes de las obras, de una pista de 1.100 metros, asfaltados 600, para el uso de avionetas y veleros. Con esta ampliación se ha pretendido que puedan aterrizar aviones como el Airbus 320 o Boeing 737-800, en vez de los turbohélices de 50 pasajeros que contemplaba el primer plan director redactado.

Toda esta ingente inversión dice Fomento está justificada, ya que en 2015 el Ministerio prevé un tráfico de 165.000 viajeros anuales por este aeropuerto.

Comentarios