La ampliación de la residencia elevará a 110 la oferta de plazas para mayores en Sariñena

El director gerente del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS), Javier Callau, ha colocado la primera piedra del edificio que albergará la ampliación de la residencia de mayores de Sariñena, así como un hogar. Las nuevas instalaciones, que se ubicarán en un solar colindante, y permitirán elevar en 50 plazas la oferta actual, hasta un total de 110, y con ello, incrementar el número de recursos sociales para la tercera edad en la comunidad.

El nuevo edificio, en el que el Gobierno de Aragón colabora con una aportación de 440.000 euros, tendrá tres pisos. La planta baja se destinará a servicios. En la primera, y con acceso directo al jardín del centro, está previsto ubicar el hogar para mayores, un equipamiento que complementará los recursos de residencia y centro de día que hay en la actualidad. Por último, la segunda planta albergará la ampliación de la zona dedicada a residencia. Asimismo, se van a instalar nuevos recursos, tanto de ocio como terapéuticos, en los jardines de las instalaciones. Así, se estudia incorporar unas pistas de petanca y aparatos de carácter fisioterapéutico para mayores. La inversión prevista total es de 2,4 millones de euros.

Con este acto se inicia la construcción de la primera fase de la ampliación de instalaciones, a la que se van a destinar 655.000 euros. En la misma se van a desarrollar las labores de movimiento de tierras, cimentación, estructura y cerramientos.

El centro, de titularidad municipal, tiene en la actualidad una capacidad para 60 plazas. El IASS ha ampliado recientemente en diez el número de plazas que tenía concertadas en la residencia de Sariñena, hasta alcanzar un total de 18. Esta actuación se enmarca dentro del programa de conciertos de plazas emprendido por el Ejecutivo autonómico en el marco del Plan Aragonés de la Dependencia. En éste, se incluye una inversión de más de tres millones de euros en el presente año sólo para este tipo de medidas

Comentarios