Primera derrota del Peñas Cai Huesca ante Sabadell por 78-79

Los peñistas no estuvieron bien y los catalanes tuvieron un mayor acierto en el tiro que fue decisivo. Una canasta de Beeson a falta de un segundo le dio el triunfo a los visitantes ante un Peñas Cai Huesca al que le faltó intensidad defensiva en el primer tiempo y cabeza fría en los instantes finales. Primera derrota que tiene que servir para reflexionar y ver que la liga LEB-2 es muy competitiva y para ganar habrá que estar a un alto nivel de juego.

Ha sido la primera decepción ante una afición que acudió en un buen número con casi 1.500 aficionados en las gradas del Palacio de los Deportes. Tal vez las ganas de agradar, como decía Carlos Lorés al final, pudo ser clave y la ansiedad de los jugadores por comenzar con un triunfo.

El partido ya se inició con problemas para los verdiblancos puesto que su rival hacía canastas fáciles, sobre todo Beeson que demostró por qué fue el mejor jugador el año pasado de la competición. Al final del primer tiempo el resultado era de 21-28. En el segundo no cambió la decoración e incluso la diferencia se fue a 21-33. Empezó la reacción justo antes del descanso para llegarse al final de este cuarto con el resultado de 35-43.

Parecía que se le podía dar la vuelta al partido tras el descanso puesto que el Peñas Cai Huesca se puso las pilas y apretando los dientes en defensa consiguió incluso empatar 58-58. Pero Fernández martilló una y otra vez desde la línea de tres puntos con seis triples de ocho intentos y mantuvo a flote a los de Chema Solsona.

Se llegó al último cuarto sabiendo que sería un partido de decisión final. Las diferencias eran mínimas y Castelló con un triple puso uno arriba al Peñas 78-77, a falta de 12 segundos. Tras el saque de una falta personal desde la banda llegó la canasta de Beeson que además de anotar sacó un tiro libre que tiro a fallar para que el segundo que quedaba se consumiera sin darle opción a los de Lorés de intentar una canasta a la desesperada.

Hay que aprender de los errores y tener los pies en el suelo puesto que la temporada es muy larga y querer hacer los deberes pronto puede suponer imprecisiones y precipitaciones como las de este primer partido que fueron claves en la derrota final.

Comentarios