Discreta actuación de Maribel Moreno en el Mundial de ciclismo

Si el miércoles las cosas no salieron como se esperaba en la prueba contrarreloj en la que Maribel acabó en el puesto 25 lejos de las mejores, en la prueba de fondo en carretera tampoco se pudo realizar una buena carrera y al final Maribel Moreno se tuvo que conformar con el puesto 76 a 5’55” de la vencedora. Eneritz Iturriaga fue la mejor española entrando en el puesto 49, también a 5’55” por lo que la actuación de la Selección Nacional fue bastante discreta puesto que tan solo estas dos ciclistas consiguieron finalizar.

Ganó la holandesa Marienne Vos. La plata fue para la alemana Trixi Worrack y el bronce para la británica Nicole Cooke que fueron las únicas que aguantaron el ritmo en los metros finales a Vos, en una prueba que se disputó en un circuito de Salzburgo sobre 132,6 kilómetros en los que invirtió 3 horas, 20 minutos y 26 segundos. Eneritz terminó en el puesto 49, a 5:55 minutos, y Maribel Moreno se ubicó en el 76, también a 5:55 minutos, por delante tan sólo de diecisiete corredoras.

No comenzaron nada bien las cosas para las españolas, pues de salida se rodó muy fuerte y ello provocó alguna que otra caída en la que se vio involucrada Ana Belén García, cuando tan sólo se llevaban un par de vueltas. Fue una especie de presagio de que la fortuna no estaba con ellas. El camino de la manchega lo siguieron poco después Iosune Murillo, Naiara Telletxe y Marta Vilajosana; mientras que las dos supervivientes tenían algún que otro problema para seguir el ritmo que imponían ilustres como la británica Cooke, la alemana Arndt o la suiza Brandli.

La vasca Eneritz Iturriaga viajó a cola del grupo prácticamente desde el comienzo y, en la parte final, acusó el cansancio, al no encontrar un pedaleo cómodo por mucho que lo intentó. De igual forma, la aragonesa Maribel Moreno a duras penas lograba mantenerse en el grupo principal e, incluso, a falta de una vuelta para el final, no dudó en dar un tirón y, por momentos, estuvo al frente del grupo. Fue un espejismo, pues fue neutralizada inmediatamente y, desde entonces hasta al final, se dejó llevar.

Así, un mal día para las representantes españolas que tenían mucha ilusión e incluso contaban con Maribel Moreno como una de las corredoras a seguir, al ser habitual en las carreras internacionales y, por ello, las ilustres del pelotón femenino le tenían cierto temor y respeto.

Comentarios