Inauguración de la nueva sede de la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer y otras Demencias de Barbastro

El nuevo local de AFEDAB abrirá sus puertas al público este jueves, día 28, a las 17’00 horas. Quienes deseen acercarse a conocerlo podrán hacerlo hasta las 20’00 horas. Según han informado fuentes de esta organización, se espera la visita del alcalde de Barbastro, Antonio Cosculluela. Esta nueva sede, de carácter provisional, estará ubicada en la calle Madrid, número 5, de esta ciudad.

La presidenta de AFEDAB, Isabel Calvo,ha invitado a las distintas autoridades y asociaciones barbastrenses a que se acerquen a conocer este nuevo local de la entidad, y ha indicado que la mayor ilusión de la misma sería contar con un espacio definitivo, donde guardar todo el material que en estos momentos tienen disperso, en diferentes lugares. Calvo ha subrayado que esto permitiría ofrecer un mejor servicio a los enfermos de Alzheimer y sus familiares.

La nueva sede de AFEDAB, creada hace aproximadamente 8 años, servirá para que las familias de los afectados dispongan, durante unos días a la semana, de toda la información que necesiten, y además se realizarán cursos de estimulación cognitiva, entre otros. Isabel Calvo ha comentado que tienen proyectos y que su trabajo se dirige a ofrecer un mayor servicio a los enfermos y sobre todo a los cuidadores de éstos, “pilar de sujeción de estas familias, que a veces se desmoronan por la dureza que caracteriza al Alzheimer”.

El número de socios de esta organización ronda los 200 y, según ha indicado Isabel Calvo, cada vez hay más porque aumenta el conocimiento de esta enfermedad. Para Calvo lo más importante es la labor de divulgación que la entidad lleva a cabo, con la que pretenden que se pierda el miedo y se conozca de un modo más preciso el Alzheimer, para ayudar más a los que lo sufren. AFEDAB proporciona información acerca de la alimentación de estas personas o sus cambios posturales, entre otros, y distinto material que puedan necesitar, como sillas de ruedas o grúas.

Comentarios