La ministra Narbona no descarta un modificado de Biscarrués, pero insiste en que llevaría mucho tiempo

Cristina Narbona

La ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, abre la posibilidad a que se pueda llevar a cabo un modificado del proyecto original de embalse en Biscarrués. No obstante, insiste en la conveniencia de ejecutar un nuevo proyecto, ya que la otra posibilidad llevaría mucho tiempo. Dice que “no se pueden iniciar las obras al día siguiente cuando estamos hablando de un modificado tan sustancial”.

Narbona, en declaraciones a Radio Huesca Digital, apunta que ya ha hablado con el presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, coincidiendo en que lo importante es el objetivo último: laminar las avenidas del río Gállego para derivarlas a balsas laterales en el sistema de Riegos del Alto Aragón, no inundar núcleos habitados y respetar el turismo fluvial que hay en la Galliguera. Dice que para conseguir ese objetivo lo importante es hallar el camino más rápido y mejor.

Por este motivo, la ministra de Medio Ambiente defiende un nuevo proyecto, ya que considera que aprovechar el proyecto actual llevará mucho tiempo. No obstante, abre la posibilidad de ejecutar lo que pide el Gobierno de Aragón. Próximamente habrá un encuentro entre Ejecutivo aragonés y Confederación Hidrográfica del Ebro.

ENTREVISTA EN RADIO HUESCA

Radio Huesca: Desde el Ministerio de Medio Ambiente se ha hablado de un nuevo proyecto, pero el Gobierno de Aragón dice que lo único que se acepta es un modificado del actual proyecto de embalse en Biscarrués...

Cristina Narbona: He sido muy explícita y es un tema que he hablado con el presidente del Gobierno, Marcelino Iglesias. Hemos acordado que llegaremos al objetivo, que es lo importante, por el camino que sea más rápido y mejor. El objetivo es que la regulación que se haga en el Gállego no inunde ningún núcleo habitado, sea eficaz para evitar las puntas de las avenidas y con ello conseguir que los regantes tengan a través de esa regulación y de las balsas laterales previstas suficiente agua para su actividad y en tercer lugar, que la regulación no perjudique a la actividad de turismo fluvial que se ha venido desarrollando durante los últimos años. En esos tres objetivos estamos totalmente de acuerdo el gobierno de Aragón y el gobierno de la nación. Por ello, en los próximos días, tendremos un encuentro para ver desde el punto de vista de los procedimientos cuál es el mejor. Estoy segura de que habrá un acuerdo razonable.

Radio Huesca: Se incidía en la Comisión del Agua en aprovechar el proyecto ya redactado, el acuerdo alcanzado en Aragón...

Cristina Narbona: Aprovechar el proyecto existente significa unos tiempos muy dilatados. No es ni mucho menos como quizás alguien crea empezar al día siguiente con una obra cuando el proyecto tiene que ser modificado de manera muy sustancial. Es el proyecto que vamos a analizar. Creo que esto tiene muy poca importancia respecto al acuerdo amplísimo que el Ministerio de Medio Ambiente ha aceptado de la Comisión del Agua de Aragón. Estamos hablando de estar de acuerdo en el objetivo final. Se trata de ponernos ahora de acuerdo en la práctica para llegar a ese objetivo. Es una cuestión instrumental que no tiene la mayor importancia.

Comentarios