IU satisfecha con el acuerdo del Gállego, pero preocupados por las infraestructuras y planes de restitución acordados

Tras el encuentro mantenido en la Comisión Mixta de Seguimiento del Pacto del Agua, que ha tenido lugar en el Palacio de la Aljafería, el Portavoz y Diputado de IU en las Cortes de Aragón, Adolfo Barrena, ha hecho balance de la reunión y la ha calificado de “agridulce”, tras explicar su satisfacción por el acuerdo al que se ha llegado para regular el Gállego, “pues es la postura que Izquierda Unida siempre ha defendido desde hace catorce años”, pero ha manifestado también su preocupación “por la falta de concreción sobre el conjunto de las infraestructuras y los planes de restitución acordados”. Asimismo, ha indicado que “el Ministerio deberá ser capaz de resolver la regulación del Gállego sin necesidad de un nuevo proyecto, haciendo, como en Yesa, un modificado del actual”.

Izquierda Unida ha reclamado desde su posición de firmante del Pacto del Agua de 1992, la desestimación de Jánovas, el recrecimiento de Yesa a cota media, no inundar ningún pueblo ni núcleo habitado, una alternativa consensuada a Santaliestra, planes de restitución y dinamización socioeconómica y, en cuanto a la regulación del río Gállego, la misma propuesta que ahora hace la Ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona: un embalse en el cauce de este río de 35 hm³, para no inundar el núcleo de Erés. “Catorce años después –indica Barrena- podemos afirmar con satisfacción que teníamos razón, y que el planteamiento de Medio Ambiente va en la dirección de las posiciones defendidas por Izquierda Unida, pero después de tanto tiempo, es hora de que este Ministerio cumpla”.

Pero, a pesar de esta “satisfacción”, Barrena ha insistido en la exigencia a Medio Ambiente de “unas fechas y unos plazos porque no queremos más buenas intenciones, sino hechos y realidades”, respecto a los compromisos adquiridos, lo que supone la presentación inmediata del proyecto del modificado de Yesa a cota media, dejando de excusar la lentitud de los trámites administrativos; los planes de restitución pendientes para Yesa, El Val, Montearagón, Lechago, y Loteta, que empiece la obra en Mularroya, y, aunque se ha llegado a un acuerdo sobre el Matarraña, y se eliminará el método de bombeo instalado por la administración del PP, “no sabemos todavía cómo va a resolverse, y si se utilizarán balsas de regulación sin impactos ambientales y económicos graves”.

En definitiva, el Portavoz exige “seriedad y un respeto a los acuerdos, con un compromiso claro con las obras y planes de restitución, para conseguir la gestión del agua que Aragón

Comentarios