356.000 euros para la conservación del Urogallo Pirenaico

El consejero de Medio Ambiente, Alfredo Boné, y el presidente del grupo empresarial inmobiliario Nozar S.A., Luis Nozaleda, han firmado un convenio para el desarrollo de actuaciones destinadas a la mejora de los hábitats del urogallo pirenaico, con el fin de contribuir a la recuperación y conservación de la especie en el Pirineo aragonés. Estas actuaciones se enmarcan en las directrices de gestión que se recogen en las bases técnicas del futuro Plan de Conservación del Hábitat de la especie en Aragón.

Entre las acciones que incluye el programa técnico destacan la ejecución de tratamientos forestales de restauración del hábitat para el urogallo, el estudio de la reducción de las tasas de depredación de puestas de urogallo en algunas áreas de reproducción, trabajos de control de depredadores potenciales de puestas y pollos de urogallo en el Parque Natural de Posets-Maladeta o seguimiento y monitorización de la población. El presupuesto asciende a 355.932 euros, que serán aportados al 50% por ambas partes. El convenio tiene carácter bienal.

El convenio señala que “Nozar, S.A. es un grupo empresarial inmobiliario implicado en el desarrollo turístico de Aragón, consciente de la necesidad de conservar el medio natural como soporte esencial de cualquier actividad sostenible en el Pirineo, así como de la conveniencia de una mayor implicación del sector empresarial en el desarrollo de acciones dirigidas a la conservación de los recursos naturales en Aragón, y en concreto de las especies más emblemáticas de la fauna autóctona”.

UNA ESPECIE CATALOGADA COMO VULNERABLE

El urogallo pirenaico (Tetrao urogallus aquitanicus) es una especie que, en razón de lo reducido de su población actual en el Pirineo está catalogada como “Vulnerable” en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas (Real Decreto 439/1990) y como "Sensible a la Alteración del Hábitat" en el Catálogo de Especies Amenazadas de Aragón, además de estar considerada como especie En Peligro por el Libro Rojo de las Aves de España.

Esta situación ha motivado, por una parte, la elaboración de la Estrategia de Conservación del Urogallo Pirenaico , aprobada por la Comisión Nacional de Protección de la Naturaleza en enero de 2005, y, por otra, la elaboración por parte del Gobierno de Aragón de las bases técnicas para el Plan de Conservación del Hábitat del urogallo en nuestra Comunidad Autónoma.

Aragón alberga en la cordillera pirenaica, y especialmente en su tramo oriental, una importante representación de la especie, que tiene continuidad con las subpoblaciones catalanas y francesas, más numerosas, y cuya conservación depende en buena medida del mantenimiento de masas forestales maduras, heterogéneas y con alta diversidad estructural y productiva; en definitiva bosques en adecuado estado de conservación.

El urogallo es un ave emblemática de los bosques de montaña del norte de la Península Ibérica. Es una especie que requiere condiciones ecológicas determinadas y es muy sensible las modificaciones de su hábitat y perturbaciones.

Durante las dos últimas décadas las poblaciones ibéricas están acusando un paulatino descenso, así como la reducción de su área de distribución. Este fenómeno se está produciendo en todo su rango de distribución mundial, pero las tendencias más regresivas están teniendo lugar en las poblaciones más meridionales, especialmente en la Cordillera cantábrica y Pirineos.

El declive del urogallo se debe en gran medida a la combinación de varios factores, algunos globales, como el cambio climático, la incidencia de depredadores en el periodo de nidificación y la baja tasa de reclutamiento juvenil, entre otros.

Comentarios