Boné y regantes insisten en el modificado del proyecto de Biscarrués

El consejero de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Alfredo Boné, y representantes de Riegos del Alto Aragón mantenían en la tarde de este jueves una reunión con el fin de fijar su posición sobre el proyecto de regulación del río Gállego. Insisten en la tesis de modificar el proyecto inicial y de no ir a uno nuevo. Ésa es la postura de Boné y así se acordó en Junta de Gobierno de Riegos.

Por la mañana se enviaba a la Confederación Hidrográfica del Ebro un informe técnico y jurídico sobre esta cuestión. A primera hora del viernes habrá un encuentro entre técnicos del Gobierno aragonés y de la Confederación; la reunión horas más tarde será política, entre Alfredo Boné y el presidente de la CHE, José Luis Alonso.

Boné asegura que la postura del Gobierno de Aragón es única en esta cuestión siendo “estupendas” las relaciones entre los dos socios de gobierno, el Partido Socialista y el Partido Aragonés. Apunta que hay un contacto muy estrecho entre el Departamento de Medio Ambiente y los máximos responsables del Ejecutivo, el presidente Marcelino Iglesias y el vicepresidente José Ángel Biel.

La junta de portavoces del equipo de gobierno de la Diputación Provincial de Huesca abordaba esta cuestión. Los grupos políticos del Partido Socialista y del Partido Aragonés en esta institución presentan conjuntamente una propuesta para “mostrar su apoyo a la Comisión del Agua de Aragón y a los acuerdos adoptados en su seno que por primera vez en la Historia de Aragón son fruto de la negociación, el acuerdo y el consenso entre los implicados en materia de regulación hídrica”. Se desmarcaba Chunta Aragonesista.

Comentarios